ARNOLDO ÁGUILA
Portada | Escribirnos | Selectos | Novedades | Biografía | Libros | Filosofía | Correo | Cuba | Comentarios | Foros | Amigos | Estadística | Esperanto |

BUSCAR


COMENTARIOS

Translate this page
Comentarios (Página 2)

En esta sección (listado general en la primera página de "Comentarios") encontrará documentos y comentarios sobre la actualidad cubana y mundial de diversos autores (Para la cubana es preferible que vaya a la sección «Cuba»). Los enfoques son responsabilidad personal de quien los firma, aunque yo los evalúo como buenos o al menos que pueden ser de interés para mis visitantes. (Si vino por un buscador puede repetir la búsqueda usando el "Encontrar" o "Find" del Explorador)

Para escribirnos vaya AQUÍ

Ir a la primera Página de "Comentarios"
(Esta tabla es parcial. Lo más reciente aparece primero.)
¡LLEGAMOS YA AL MILLÓN DE VISITAS!Arnoldo Águila   (4 de Julio de 2005)
El concepto Marxista de "clase"Arnoldo Águila   (17 de Noviembre del 2005)
A LA DERECHA DE LA IZQUIERDA O A LA IZQUIERDA DE LA DERECHALemuel-Arnoldo   (15 de Noviembre del 2005)
WILMA, solidaridad y filosofíaArnoldo Águila   (2 de Noviembre del 2005)
España, sabemos que nos amasOswaldo Payá Sardiñas   (18 de Octubre del 2004)
El Sueño y la PesadillaAdolfo Rivero Caro   (Septiembre del 2004)
5ive days to midnight
"Cinco días para la medianoche"
Arnoldo Águila   (16 de Junio del 2004)
¿Dónde está el Afganistán español?Arnoldo Águila   (16 de Marzo del 2004)
La Pasión Humana ante la Pasión del CristoArnoldo Águila   (2 de Marzo del 2004)
Navidad de TodosJesús Solís   (24 de Diciembre del 2003)
"THE MATRIX" ó Fantasía FilosóficaArnoldo Águila   La Trilogía del Siglo(7 de Noviembre del 2003)
El mejor equipo que el dinero no puede comprarKenneth H. Thomas   Moral vs. Dinero (30 de Octubre del 2003)
Los clones son mejores que los originalesArnoldo Águila   Comentario que contradice la opinión pública (8 de Octubre del 2003)
El lector desprevenido y el lector prejuiciadoArnoldo Águila   Reflexiones sobre una carta de Daniel XXXXX 28 de Agosto del 2003)
Cortinas y Carro NuevoJesús Solís   19 de Agosto del 2003)



El concepto Marxista de "clase"


Relacionado con el tema subsiguiente "A LA DERECHA DE LA IZQUIERDA O A LA IZQUIERDA DE LA DERECHA", aparece al final el tema de las clases, por lo que me pareció prudente exponer esta pequeña nota.

Mi crítica al concepto "clase" es esencialmente filosófica-científica. Tengo que agregar "científica" porque no se extrae de la historia de la filosofía, ni de la historia de las ciencias, sino del estado actual de las ciencias.

Mi crítica en este caso se refiere esencialmente a la naturaleza "ontológica" del concepto, se refiere a la naturaleza que pretende reflejar el concepto:

1) ¿Es un ente social, capaz por lo tanto de acciones concertadas, propias de un ser social único? (Ejemplos de seres sociales: un sindicato, una ganga, una secta religiosa, un partido comunista, una tribu, etc.)

2) ¿Es una clasificación ocupacional, económica, racial, etc.? (Ejemplos: plomeros, carpinteros, trabajadores de oficina, panaderos, negros, mulatos, blancos, dueños de pequeños negocios, accionistas, etc.)

Creo que resulta claro que el concepto "clase" es una categoría clasificatoria, en modo alguno es un ente social.

Esta cuestión resulta básica pues el marxismo le pinta atributos al proletariado (que es una subcategoría de la clasificación más general de trabajadores) propias de un ente social, que tiene conciencia social de su papel histórico, o la adquiere, para "luchar" (luchan los sindicatos, los pelotones del ejército, las gangas, las sectas religiosas, los partidos comunistas o revolucionarios, pero una mera clasificación no lucha), para ser "redentor" de las demás clases sociales, para imponer la "dictadura del proletariado" (que en la práctica real y verdadera no era tal, sino que servía de tapadera para la verdadera y muy efectiva tiranía del partido, que SÍ es un ente social).

Es decir, "clase" es un concepto que puede ser manejado para el análisis, quizás económico, pero es tan sólo una clasificación, nunca un ente, y los atributos que se le pueden atribuir son los correspondientes a clasificaciones, no a entes reales sociales.

Dice Marx, en carta a Weydemeyer, en marzo de 1852: "En lo que a mí respecta, no ostento el título de descubridor de la existencia de las clases en la sociedad moderna, ni tampoco de la lucha entre ellas. Mucho antes que yo, los historiadores burgueses habían descrito el desarrollo histórico de esta lucha de clases, y los economistas burgueses la anatomía económica de las clases. Lo nuevo que yo aporté fue demostrar: 1) que la existencia de las clases está vinculada únicamente a fases particulares, históricas, del desarrollo de la producción; 2) que la lucha de clases conduce necesariamente a la dictadura del proletariado; 3) que esta misma dictadura solo constituye la transición hacia la abolición de todas las clases y a una sociedad sin clases".

Aunque Marx disminuye su papel en lo que respecta a los conceptos de
"clases" y "lucha de clases", es claro que aquí se encuentra el meollo de la "Teoría de la Revolución Comunista" que él crea. De entrada, al limitar a los historiadores que describieron la historia de la lucha de clases a los historiadores burgueses, deja fuera a los historiadores anteriores a la aparición de la burguesía y se refiere por lo tanto, tan sólo a los historiadores de su época, lo que concuerda con la autolimitación que él mismo se impone cuando expresó que el estudio del sistema burgués de producción bastaba para comprender todos los demás sistemas de producción, y justificó ese proceso diciendo que en la anatomía del hombre se encuentra la clave para entender la anatomía del mono, lo que resulta un error mayúsculo, pues el proceso intelectual correcto es que en la anatomía del mono, de los primates antecesores del ser humano, se encuentran las claves para entender el desarrollo subsiguiente que dio lugar al ser humano. De ese modo también debe ser la comprensión de las sociedades modernas, a partir del estudio de la evolución de las sociedades antiguas, y no al revés, como hizo Marx.

Por otra parte,
"descripción" no es "interpretación". Los historiadores burgueses describieron hechos, pero la interpretación que hizo Marx de esas descripciones es muy propia.

Sobre el primer punto que él declara suyo, del que se desprende que la categoría "clase" no existió en todos los puntos del desarrollo humano se puede referir tan sólo al estado de "horda", entendida como una masa de seres humanos sin ningún tipo de estructura. Y está por ver si eso existió alguna vez: el estado anterior a la tribu es la familia similar a la de los gorilas, pues en cuanto aparezca una pequeña división social del trabajo entre jefes, chamanes, ancianos, hombres y mujeres estamos en presencia de un antecedente de categoría clasificatoria económica. Y resulta difícil conciliar una
"horda" de 150 seres humanos (el número de Dunbar para el tamaño del cerebro humano) que no tenga ningún tipo de división del trabajo y por consiguiente de estructura. Por otra parte, es obvio que las categorías clasificatorias ocupacionales tienen que variar según varía el tipo de producción que realiza una sociedad dada, por lo que esta verdad de perogrullo no puede ser lo que quiso expresar Marx. Lo que él quiere significar es que si una vez no existieron, no tienen por qué existir siempre, si varía el modo de producción.

Él desdeña lo que en el futuro tuvo enormes implicaciones para las sociedades que se construyeron basadas en su teoría, y es que el concepto de
"clase" no es históricamente dependiente del concepto "propiedad privada", sino que lo antecede en el tiempo. Y de ese modo desprecia el papel de la Jerarquía y de las sociedades exclusivamente jerárquicas, con diversas clases, pero sin que la propiedad privada ejerciera un papel notable. Al no tener en cuenta este fenómeno de la estructura social, los países socialistas retroceden a ese estadio al disminuirse el papel de la propiedad privada y aumentar de modo desproporcionado la Jeraquía y su poder, que es evidente que no puede desaparecer, a menos que sea por un acto de magia.

El punto dos "que la lucha de clases conduce necesariamente a la dictadura del proletariado" no sólo tiene la refutación ontológica anterior, sino que tiene la histórica en dos hechos distintos:

a) Si en realidad existe
"lucha de clases", ésta no ha conducido de modo necesario en la mayoría de los países a la dictadura del proletariado y ya casi han pasado doscientos años desde la predicción de Marx.

b) En ninguno de los países donde se aplicó la doctrina marxista, nunca se estableció la
"dictadura del proletariado", sino la "dictadura de un partido", por las razones ontológicas ya enunciadas, porque el proletariado no es un ente social, sino una clasificación ocupacional y el partido sí es un ente social.

El punto tres "que esta misma dictadura solo constituye la transición hacia la abolición de todas las clases y a una sociedad sin clases" tampoco llevaba visos de cumplirse en modo alguno en el país más avanzado de los socialistas, en la URSS, pues no sólo existía el
"proletariado" (segmento de la clase obrera), sino también la clase "campesina", y sobre todo, la Jerarquía (o la Nueva Clase, impropiamente bautizada así por Milovan Djilas, ya que la Jerarquía es tan vieja como el ser humano mismo), formada por la clase dirigente, nucleada alrededor del Partido Comunista, que sí era en efecto un ser único social que actuaba concertadamente para gobernar a toda la población, encabezada por un Rey de Nuevo Cuño.




A LA DERECHA DE LA IZQUIERDA O A LA IZQUIERDA DE LA DERECHA

En el foro "Canal de Filosofía IRC" sito en http://boards1.melodysoft.com/app?ID=filosofiaIRC se produjo un intercambio de notas entre uno de los foristas más notables de los que allí participan y el que suscribe, en relación con el tema de las posiciones políticas. Bajo el alias de "Lemuel" existe una persona extremadamente culta, de orientación marxista, al que siempre se le debe prestar atención. No es práctico reproducir todo el árbol que se genera con la intervención de un sinnúmero de personas, por lo que limito tan sólo a exponer el diálogo entre Lemuel y yo. La conversación se inició cuando él expone su posición en http://boards1.melodysoft.com/app?ID=filosofiaIRC&msg=27024 , pero es oportuno aclarar que dentro de poco será imposible encontrar todos esos mensajes.

Precisamente por lo perecedero de los mensajes en ese foro, que es sin dudas, entre los accesibles en nuestro idioma, uno de los más movidos y con el espectro político más diverso, y por lo interesante del tema, me pareció aconsejable reproducir parcialmente el intercambio de notas, con la debida autorización de Lemuel.

Derecha e Izquierda
Lemuel

Decía el agudo Alain: "Cuando se me pregunta si la separación entre partidos de derecha e izquierda, entre personas de derecha y personas de izquierda tiene todavía algún sentido, la primera idea que se me ocurre es que quien me formula la pregunta no es, ciertamente, una persona de izquierdas."

Recordando esa frase de Alain, me doy cuenta de que el simple comentario de algunas de las significativas reacciones que ha suscitado mi post titulado "Nosotros" me llevaría a escribir otro post de, al menos, tres pantallas. Dejémoslo estar.

Decía yo, hablando políticamente de nosotros, que al calificar a los foreros en el lado derecho o en el siniestro del espectro político me basaba en criterios objetivos. No me expresé bien. Lo que quise decir es que existen, en efecto, criterios objetivos para ubicar en ese espectro las ideologías, pero no, desde luego, para adjudicar una u otra ideología a las personas concretas. Tal adjudicación es cosa subjetiva y falible, responsabilidad de quien adjudica, quien, como es evidente, puede equivocarse en todo o en parte, como por lo visto me ha ocurrido a mí con algunos foreros o foristas.

"Situarse en la derecha es temer por lo que existe", escribía Jules Romains. O sea: es temer que lo que existe deje de existir y se convierta en otra cosa, quizá incluso en lo contrario de lo que existe. Tal es la esencia del pensamiento de derecha: el conservadurismo. Un pensamiento, por cierto, que se refleja de manera elocuente en un conocido dicho popular: "Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer". Analizando este aforismo, cabría distinguir incluso entre la derecha templada o civilizada (que reconoce, al menos, que lo existente es malo, o que, aun siendo bueno, tiene cosillas malas) y la derecha extrema o paleoconservadora (que vive en el mejor de los mundos imaginables, no ve nada malo en lo existente y le horroriza la sola idea de cambiar algo, pues siempre se traduciría, según ella, en algo peor). La derecha templada (representada por los partidos socialdemócratas, ¡aunque no por todos!) condesciende a veces a reconocer que serían necesarias determinadas "reformas", unos cuantos revoques de fachada, paliar o poner fin a ciertas injusticias excesivas, a ciertos desequilibrios sociales, etc. Es una derecha "dialogante", como suele decirse, dispuesta a intentar que lo malo conocido sea algo menos malo, siempre, por supuesto, que siga siendo "conocido" y reconocible, es decir, que siga siendo lo mismo. Es lo que expresó muy bien Lampedusa en aquella frase tantas veces repetida: "Hacer que todo cambie para que todo siga igual." En cuanto a la derecha extrema, ultra, racial y de pelo en pecho, está, como es natural, en contra de templar ese tipo de amariconadas gaitas.

La definición política de la izquierda es sencilla: está en contra de lo establecido, quiere que haya un cambio de "base" en el sistema, pretende acabar con el capitalismo e instaurar un régimen socialista. Desde luego, también en la izquierda hay una cierta diversidad de posicionamientos. Por un lado está la izquierda radical, revolucionaria, cuya postura podría definirse diciendo que pretende conquistar el Poder. Es decir, hablando en términos sencillos, aunque un tanto bruscos, echar del Poder a la burguesía e instaurar un Poder popular, de las clases y capas sociales explotadas por la burguesía. Por otro lado, tenemos la izquierda de salón, que yo llamo "borrosa", que está convencida de que al Poder "se accede" pasito a paso, ganándose sin prisas pero sin pausas la así llamada "representación parlamentaria" primero, modificando después poquito a poco estas o aquellas leyes, nacionalizando luego cuidadosamente una pizca aquí y luego otra pizca allá, etc.

En fin, que la poca "izquierda" existente hoy día en Europa es de este tipo borroso, o con comillas. Y no sigo, que puede entrarme la depre.
--------------------------------------------------
Esto sí es comestible, digerible, aceptable y encomiable...
Arnoldo

...aunque haya otras definiciones equivalentes.

Veo en la izquierda, sí, un deseo de transformación y en la derecha un deseo de conservación
si se vive en una sociedad capitalista.

Me pavoneo ante la oportunidad que me diste de demostrar la "superioridad" (Por favor, este término es un chiste ;-) de mi FC (Filosofía Concreta) cuando establece el relativismo o referencialismo de todo enunciado.

Refrescando la memoria de quienes no me han leído, todo enunciado se pronuncia a partir de un punto de referencia explícito o
implícito.

Por ejemplo, según la definición que citas la disidencia actual de Cuba que desea cambiar lo existente es de izquierda, y los castristas que se encuentran en el poder cumplen a plenitud lo que tú dices:

"'Situarse en la derecha es temer por lo que existe', escribía Jules Romains. O sea: es temer que lo que existe deje de existir y se convierta en otra cosa, quizá incluso en lo contrario de lo que existe. Tal es la esencia del pensamiento de derecha: el conservadurismo. Un pensamiento, por cierto, que se refleja de manera elocuente en un conocido dicho popular: 'Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer'."

Es decir, que según la definición de Jules Romains, los castristas serían de derecha porque cumplen a plenitud el párrafo anterior. Como lo cumplieron los gobiernos comunistas que fueron defenestrados, y de esa forma, según la definición expresada, Havel, Lech Walesa, etc., son luchadores de izquierda.

Creo que es evidente que el enunciado que citaste es válido tan sólo para la formación capitalista.

A mi juicio, un enunciado que es válido en ambas formaciones sociales define la izquierda y la derecha en función de dos términos conceptuales asociados a la relación individuo-sociedad, relación que es común a todas las formas sociales que han existido.

Esa relación en el plano abstracto (y por lo tanto, según mis concepciones bastante resbaloso, no por gusto nombro a mis concepciones como "concretas") son el de "justicia" y "libertad".

A mi juicio, la izquierda de cada época ha formado un concepto de "justicia" muy específico y en aras de ese ideal histórico concreto pretende imponerle a los individuos (o a un grupo de ellos) un conjunto de restricciones en aras de ese ideal que dictamina "justo".

La derecha se pudiera considerar que en cada época defiende un ideal de "libertad" que no necesariamente se aplica a todos los individuos, sino que puede ser a un grupo definido en el mismo ideal.

Obviamente definir qué es "justo" y a quienes y hasta dónde se aplica esa "libertad" en cada época es una verdadera tarea de Hércules, pero no hay nada de qué preocuparse.

No es que cada forero aquí (y en el resto del Universo conocido) tenga tan sólo una solución perfecta, sino que por el precio de una te regalan otras tres.

Personalmente creo que debe buscarse siempre un equilibrio razonable, sujeto a cambios, entre ambos términos: ni un sistema de justicia "perfecta" que nos convierta en un hormiguero muy estable pero sin evolución posible; ni un "sálvese quien pueda" que restablezca la semejanza de una jungla despiadada entre nosotros.

Te felicito, porque siempre traes temas que obligan a pensar y que por lo tanto, contribuyen al desarrollo personal de cada uno de nosotros.

Saludos,
Arnoldo

P.D. Te pido permiso para publicar ambos post en mi sitio, con tu nick o sin él o atiendo cualquier variante que propongas. Por si acaso pongo mi correo general en el encabezamiento de este mensaje.

----------------------------------------------------
¡Vamos convergiendo!
Lemuel

Ante todo te diré lo que en una ocasión le dije a Marni: puedes hacer con mis textos lo que quieras, hasta ponerlos en la picota o crucificarlos (es broma). Odio el copyright, amo el copyleft. Eso sí, no me taches el nick, plis, que le he cogido cariño.

Escribes: "Veo en la izquierda, sí, un deseo de transformación y en la derecha un deseo de conservación si se vive en una sociedad capitalista. (...) Por ejemplo, según la definición que citas la disidencia actual de Cuba que desea cambiar lo existente es de izquierda, y los castristas que se encuentran en el poder cumplen a plenitud lo que tu dices..."

Te respondo: el conservadurismo
no es en modo alguno un concepto relativo: es de derechas siempre y en todos los sistemas o formaciones sociales. En la Cuba de Fidel, como en la URSS de Briéznev, como en la Polonia de Jaruselski, los conservadores han sido y son siempre también de derechas.

Conoces sin duda la fórmula trotskista: "revolución permanente". En contraste con otros enfoques suyos mucho más discutibles, en esto Trotsky acertó plenamente. El revolucionario no lo es solo transitoriamente, solo durante unos meses o durante unos años. No es solo revolucionario hasta que alcanza el Poder, para después jubilarse, cobrar su pensión y convertirse en mero "conservador" de la revolución. Tras alcanzar el Poder, es decir, una vez cumplido
el primer acto de la revolución, sus miras no pueden ser las de apoltronarse en el Poder y dormirse en sus laureles de revolucionario. Quien tal hace es un conservador, un derechista, un burócrata y un contrarrevolucionario.

El revolucionario auténtico es el que lucha por revolucionar
constantemente y sin término las condiciones materiales de la vida social, el que lucha por profundizar y por mejorar la revolución, por desarrollarla, por cambiarla, por hacer que el socialismo avance y cambie hasta transformarlo en comunismo, y transformar luego el comunismo en... No podemos atisbar tan lejos en el futuro de la humanidad. Pero seguro que todo es perfectible, cambiable por algo mejor. Eso del "fin de la historia" es un interesado mito fabricado por el Imperio.

En cuanto a la "disidencia" contrarrevolucionaria, tú sabes perfectamente que en realidad no desea
cambiar nada. Utilizar con respecto a la "disidencia" la palabra 'cambio' es pasarse dos cuadras, es abusar de la palabra. La "disidencia" lo que quiere en realidad es precisamente deshacer, eliminar los cambios, dar marcha atrás, volver a lo viejo, a lo superado y a lo caduco, restablecer lo ya cambiado desde 1959, retroceder a la situación existente antes de esa fecha. Te concedo que en este punto hablar de "cambio" implica un sobreentendido, que sin embargo parece de sentido común (o de buen sentido, como matizaba Gramsci): cuando se habla de 'cambio', se trata de cambiar hacia adelante, de cambiar para mejor. Es decir, está implícito que con el cambio se desea mejorar y no empeorar, lograr mayores y no menores niveles de libertad, de igualdad y de fraternidad entre los seres humanos.

"Cambiar" hacia atrás también se ha dado y se da muchas veces en la historia, por supuesto, y en politología eso tiene un nombre preciso:
reaccionarismo.

----------------------------------------------------
No es para tanto, que chocamos
Arnoldo

No sé, pero me parece muy violenta esta afirmación tuya:
"Te respondo: el conservadurismo no es en modo alguno un concepto relativo: es de derechas siempre y en todos los sistemas o formaciones sociales. En la Cuba de Fidel, como en la URSS de Briéznev, como en la Polonia de Jaruselski, los conservadores han sido y son siempre también de derechas".

Me parece fuerzas las cosas al decir que el gobierno de Fidel Castro es de derecha por su conservadurismo, porque no tendría sentido que muchos movimientos de izquierda que no están en el poder lo apoyen sin reserva, y que incluso el chavismo pretenda cubanizar a Venezuela bajo la bandera del socialismo. Ese punto de vista no es aceptado por la izquierda mundial.

Mi punto de vista explica mejor los hechos: la izquierda en el poder absoluto y ya consolidada impone su sistema de
"justicia social" a costa de la supresión de todas las libertades, incluso de la libertad de venir aquí por la Internet a discutir nuestros puntos de vista.

Como la libertad es un don inmaterial, sólo se nota cuando falta, y la gente que se ahoga en el medio
"igualitario" empieza a reconocer el verdadero valor de lo que ha perdido y se comienzan a generar fuerzas sociales para aniquilar el sistema.

La historia corrobora esa afirmación.

Eso de la revolución permanente es un sueño y yo no tengo que demostrar que ese sueño existe, sino que tienes que decir en qué país se ha puesto a prueba ese
"concepto".

En ninguno.

Es doloroso haber soñado utopías y creerlas realizables, y luego verlas deshacerse como polvo en el viento, pero soñar no resuelve nada.

Nadie me tiene que hablar de ese dolor.

Pasé por eso.

Saludos,
Arnoldo

P. D. Por cierto, Lemuel, ¿quién fue el autor, creo que un ex comunista polaco, de las biografías herejes de Lenin y Trotsky? Las leí porque me las prestaron en Cuba (a escondidas), pero no recuerdo el nombre.
---------------------------------------
En última instancia
Lemuel

Si un marxista de cátedra (que ya van quedando pocos) hubiese leído ese post mío titulado "Derecha e izquierda" me habría reprochado un grosero error de enfoque en el que sin duda incurro: el así llamado error metafísico. Pues en mi post no hablo para nada de las
condiciones materiales que determinan en última instancia la conformación de las distintas ideologías.

Se decía antes con mucha razón que nada podía haber más estúpido que un obrero de derechas. Era razonable pensar que la generalidad de los currantes debería ser naturalmente de izquierdas, y no de derechas. Parecía, en efecto, absurdo que los explotados profesasen la misma ideología y comulgasen con los mismos principios y los mismos puntos de vista políticos y (a)morales que los que les explotan durante toda su triste existencia sin el menor escrúpulo.

Pero es evidente ya que, en la desconcertante posmodernidad de este principio del siglo XXI que transitamos, al imponerse globalmente el pensamiento único, hemos saltado del viejo y ya caduco
teatro del absurdo a la vigente realidad absurda, instalada puertas afuera del teatro, en la propia vida. Esa antigua y cruda pre-visión artística se ha enseñoreado, por lo visto, definitiva y confortablemente de nuestra realidad cotidiana. Los Adamov, los Beckett, los Ionesco y demás esforzados imaginantes del non sense escénico frecuentan hoy las calles, los transportes y las tascas urbanas convincentemente disfrazados de obreretes anónimos, con sus ásperas manos y sus modestas vestimentas de Zara Lefties. Deambulando por esas calles de Dios, uno se encuentra hoy a esos sencillos teatreros por todas partes. Y, apenas abren la boca y se expresan, cae uno de inmediato en la cuenta del porqué resulta ya del todo obsoleto y hasta ridículo en la actualidad aquella apolillada dramaturgia llamada del absurdo: "para absurda, la vida", se dice uno.

Hoy en el autobús, según iba hacia Atocha, he tenido la mala idea de sentarme detrás de dos determinados obreretes
de cierta edad, como suele decirse. Desde León Felipe sabemos todos que el español de todas las clases y edades habla muy alto, a veces demasiado alto, incluso a voz en cuello en ocasiones. Estos dos individuos tras los que hoy he tenido la desgracia de sentarme en el autobús, según iba yo hacia Atocha, eran, sin duda, y a juzgar por la notable altura y reciedumbre de sus varoniles voces, españoles auténticos, de pura cepa. Cristianos viejos ranciosos, quizá, se me ha ocurrido pensar. Con su pinta de tarretes curraos, y con sus chaquetas de mezclilla, por la festividad, comentaban alborozadamente, y poniendo el asunto al alcance de las orejas de todos aquellos viajeros potencialmente interesados, la "cojonuda manifestación de ayer", aquí en Madrid, con la que, según decían, le habían "dado fuerte en los dientes al cabronazo hijoputa del Montilla". Eso he creido oir, aunque no estoy seguro: "el Montilla", y no me parece que hablasen precisamente de ningún vino.

Así que me he apeado del bus cinco paradas antes de llegar a destino. Y es que, dada mi edad, y tal como tengo ya de trabajado el hígado, el absurdo lo digiero mucho mejor
de visu, tomado en sencillo excipiente literario.
----------------------------------------------------------
Es que la "conciencia de clase" es otra de las tantas...
Arnoldo

...abstracciones que Marx sacó del todopoderoso microscopio de su imaginación, porque sencillamente eso no existe, no existe confirmación alguna de su existencia en ninguna ciencia que trate de extraer sus datos de la realidad.

La conciencia como tal es absolutamente individual.

No existe conciencia de grupo.

Lo que se "parece" a la "conciencia de grupo" son
las creencias aceptadas de ese grupo sobre sí mismo, sobre lo que lo diferencia de los demás grupos y las cualidades, emblemas (totems) y demás con los que se identifica, basado todo ello en la tendencia tribal a la que tendemos por nuestras predisposiciones socio-biológicas. Sistema de creencias sobre sí mismo, no conciencia, y cuando el grupo es en realidad un ente social único, no una clasificación.

Saludos,
Arnoldo








En una nota en un foro en el que participo cuando puedo, Harritzu escribió:
"Con la Habana anegada y Florida abatida por el huracán Wilma, hoy no he podido evitar recordar a Arnoldo.
'Es probable que no pueda leernos pero, a pesar de nuestras diferencias, ojala ni él ni los suyos sufran las desastrosas consecuencias del huracán y lo volvamos a ver pronto por aquí.
'Un saludo y suerte, por si nos lee.
'H."


Wilma, solidaridad y filosofía

En el plano anecdótico el ciclón Wilma era un ciclón seco, con pocas lluvias, que produjo inundaciones del mar en Cuba debido a la baja presión atmosférica asociada. Las penetraciones del mar en el malecón habanero no son un fenómeno desconocido, pero por suerte la ciudad no es en general una ciudad baja, pues cuenta con elevaciones en forma de terrazas. En el Vedado, por ejemplo, desde el Malecón hasta la calle Línea es bastante plana y poco elevada con respecto al mar y es en zonas como ésa por donde penetraron las aguas caribeñas. Luego hacia la calle 11 se produce la primera elevación o terraza, de la calle 11 hasta la 15 tiene otra y luego de la 15 a la 17 otra, pero mis familiares que residen en esa zona viven en la calle 19 absolutamente fuera de todo peligro de inundación. La otra parte de mi familia vive en otra zona, que tampoco es una zona baja.

Hubo una ciudad en Cuba arrasada por un ras de mar durante un ciclón, Santa Cruz del Sur, creo que por el año 33, pero esa ciudad es una ciudad baja.

En cuanto a Miami podemos decir que estamos ya hartos de huracanes.

Aquí no hubo inundaciones, sino viento, que en general se ensañó en el circuito eléctrico convirtiendo a Miami y a otras ciudades en una caverna oscura.

Debido a que el servicio eléctrico es el poder que mueve esta civilización tan sofisticada, todo se paraliza: la gasolina, porque las estaciones no tienen energía para bombearla; el teléfono, los radios, los televisores, etc. Y entonces los seres civilizados viven en las condiciones a las que están acostumbrados los seres no tan civilizados de nuestro mundo accidentado y diverso.

Pero aunque todo se va descongelando en el refrigerador y las cocinas eléctricas no funcionan, durante un tiempillo no muy largo la cocina de gas propano ayuda a la primera supervivencia y el primer café que se toma, después de las largas horas de encierro ante la furia de los vientos, sumidos en el miedo a la ruptura de las ventanas y a los tornados asesinos que acompañan a estos fenómenos, constituye un acontecimiento relevante, aunque el mango plástico de la cafetera se derrita ante el fuego más propio para asar carnes que para asar cafeteras.

En esta ocasión, debido a mis experiencias funestas con el ciclón Andrew, había sido previsor y tenía los tanques llenos de gasolina, por lo que me perdí la lección de paciencia china que tuvieron que aprender los menos previsores mientras se perpetuaban en largas filas de centenares de autos ante las estaciones que poco a poco iban reviviendo ante el hechizo de Edison-Tesla, y me pude dedicar con mas fruición a la exploración y búsqueda de tesoros escondidos, lugares que aún vendieran comida o lo que fuera, y como habíamos perdido no sólo los milagros de la comunicación alámbrica e inalámbrica, sino de hace mucho tiempo el milenario arte de los tambores, procedimos a averiguar si nuestros familiares aún respiraban y si lo hacían bajo techo o al aire libre.

No puedo menos que encarecerles que vivan una experiencia como ésta, que si saben que en algún lugar va a pasar un ciclón vuelen en avión hacia el lugar de impacto, sobrevivan, y así después disfruten, casi con espasmos, un vaso de agua fría como si fuese la primera vez en la vida que lo hacen, el placer de ver una calle al fin libre de árboles, escombros y basura, el llegar a una esquina donde titilan de nuevo, para arrobamiento de los ojos, luces verdes, rojas y amarillas, el almorzar de nuevo en el restaurante acostumbrado, el ver que ante el
"Hágase la luz" la ciudad muerta va renaciendo pedazo a pedazo, y la envidia y la esperanza en mezcla incierta, de ver como todo el resto del universo que lo rodea va recuperando todos los placeres civilizados que todavía usted no disfruta, y a los cuales usted también quiere renacer.

Pero dejando aparte lo anecdótico, la nota tuya que leí en la que expresas tu preocupación, que honra tu esencia humana, por mi situación en Miami y la de mis familiares en Cuba bajo los efectos del huracán Wilma, me dio pie para reflexionar y a través de esas reflexiones reafirmar mis convicciones más profundas de carácter filosófico, y que por razones de esa misma esencia me veo compelido a compartir.

Pienso que somos animales que imaginamos, que nos comunicamos lo que nos imaginamos, que en base de esas imaginaciones acordamos nuestras creencias y de esa forma podemos definirnos como
"animales que creemos".

Nuestra parte animal es sencillamente innegable: comemos, defecamos, procreamos, defendemos nuestro territorio, como lo hacen todos los animales. Pero nuestra parte artificial nos hace comer, defecar y procrear de acuerdo a
creencias específicas. La prueba incontrastable reside en que todos los pueblos realizan esas actividades y las enmarcan de diferente manera, a pesar de que en el fondo las actividades animales son las mismas para todos los seres humanos.

Hay quien come con las manos, hay quien come con palillos y hay quien come con cubiertos y la manera de comer, lo que se come y cómo se prepara obedecen a un conjunto de creencias, de ideas organizadas de cada grupo humano sobre cada uno de esos puntos.

Y el que las creencias seas diferentes no debe implicar un juicio peyorativo en contra de las que no compartimos.

Esto viene a cuento porque Harritzu dijo que a pesar de nuestras diferencias de creencias se preocupaba de mi situación como ser humano, y eso no sólo la enaltece, sino que es como debiera ser siempre entre todos, y me perdonará Harritzu mi contumacia magisterial, pero como el escorpión del cuento, no puedo menos que picar a la rana aunque me ahogue, porque eso es parte de mi naturaleza.

Si dejamos de creer sencillamente sólo nos queda nuestra naturaleza animal, por lo que estamos condenados a creer, pero esa condena que nos es propia, no nos puede impedir que comprendamos que otros van a creer otras cosas diferentes, y que todos vamos a creer también que nuestras creencias son las mejores o las únicas ciertas, sin percatarnos de que así mismo piensan los que difieren de nosotros.

Mucho antes de llegar a las conclusiones filosóficas que hoy en día creo más coherentes, cierta vez un matrimonio amigo mío y de mi segunda esposa, allá en la Cuba de Castro, nos informó que pensaban irse del país. Nos lo decían porque podían perjudicarnos y así era, porque los que se querían ir del país se consideraban apestados que podían contagiar a los
"buenos", a los "revolucionarios". Mi ex y yo no dudamos ni un momento y los seguimos tratando prácticamente hasta el día en que se fueron, porque seguían siendo los mismos seres humanos decentes que antes de querer irse del país, a pesar de que eso contradecía la "ortodoxia" revolucionaria.

Creer es inevitable; obcecarse, enceguecerse, no.

Ser creyente es inevitable, ser intolerante, no.

Y amigos míos, hay quien cree que la intolerancia y el dogmatismo es tan sólo cosa de los demás y no propia.

Bajo todas las banderas hay dogmáticos e intolerantes.

Todo cuño tiene sus perseguidores.

En la realidad descarnada y fría, todos decimos que sabemos sin saber ni jota de nada.

Y es que la verdad es siempre la verdad de un grupo, porque somos animales de manada y territoriales, y es tan sólo la esencia humana la que puede trasponer todas las fronteras grupales ideológicas, cuando se comprende a sí misma, cuando la esencia humana deja de ser
"en sí", para ser "para sí".

Gracias, Harritzu.

Gracias, Marni, HerrK, Montag y demás.

Saludos,
Arnoldo





Logo del Portal

¡LLEGAMOS YA AL MILLÓN DE VISITAS!

ESTADÍSTICA

FECHA DE LA LECTURA VISITAS
4 de Diciembre de 2001 641
6 de Diciembre de 2002 40,638
29 de Diciembre de 2003 141,871
24 de Diciembre de 2004 463,978
30 de Diciembre de 2005 800,275
4 de Julio de 2006 1,000,000


    Por una de esas coincidencias notables, el 4 de julio de 2006, fecha en la que se celebra la independencia de los Estados Unidos de América, este Portal de Literatura y Filosofía llegó al 1,000,000 de visitas, cuando me acerco a mis 15 años de exilio en este gran país, al que tantos le debemos tanto.

    ¿Qué hubiera sido del mundo si este país no hubiera ayudado a todos los países, entre ellos a la URSS, y no se hubiera enfrentado además directamente al fascismo encabezado por los nazis, los camisas pardas de Mussolini y al militarismo japonés?

    ¿Qué hubiera sido del mundo si este país no se hubiera enfrentado en la guerra fría al Imperio Ruso, surgido después de la Segunda Guerra Mundial, que intentaba dominar el planeta durante la Guerra Fría?

    ¿A dónde hubiéramos podido recalar los cubanos, como muchísimos otros exiliados procedentes de todo el mundo, si EUA no nos hubiera recibido con los brazos abiertos?

    Esto me recuerda que a poco de haber llegado aquí, EUA comenzaba la revolución que conectaría al mundo entero creando la Internet, este Nuevo Oeste Americano que le posibilita a todos los ciudadanos del mundo comunicarse en una nueva dimensión de democracia.

    La primera vez que intenté establecer una presencia en la Internet, ésta todavía era muy joven, con muy poca o ninguna incidencia en español, por lo que la hice en inglés, con muy pocos recursos a mi disposición, aunque poseyera una enormidad de ignorancia a mi favor.

    Fue tan inaudible la existencia de ese intento, que ni siquiera se pudiera calificar de estrepitoso su fracaso.

    Sin embargo, los esfuerzos que realicé me enseñaron mucho y me prepararon para cuando intenté por segunda vez la empresa en Octubre del 2001, cuando la Vasta Red Mundial ya se hacía cada vez más vasta con la presencia del español.

    Este Portal comenzó con las secciones de
Biografía, Esperanto, Libros y Programas, Filosofía, Novelas, Cuentos, Cuba, Comentarios (que en aquel momento llamé Actualidad, hasta que me di cuenta que no podía mantenerla actualizada), Correo y Amigos. Y aunque es en esencia una página personal para mostrar mis obras y el nombre del Portal es mi nombre, cuando ya mi sitio aparecía en la mayoría de los Ingenios de Búsqueda y cualquier cosa que se agregara casi de inmediato se ponía a disposición del mundo entero, comencé a publicar obras de otros que a mi juicio merecían ser divulgadas y los autores me lo permitían y por ello aparecen en mi sitio obras del prestigioso abogado, analista y escritor Adolfo Rivero Caro, el poeta, ex preso político y ex embajador Armando Valladares, los filósofos Eugenio Tait y Paulino Íñigo, y muestras de las obras de algunos de mis amigos, etc.

    El éxito del Portal también me permitió cumplir con mis obligaciones con Cuba, nación que me formó, y procedí a divulgar documentos históricos, artículos y eventos como
La Patria es de Todos, el Proyecto Varela, discursos como el de Václav Hável, Jimmy Carter, e incluso, de Fidel Castro, y otros textos, para permitir la comparación y el análisis sobre la tragedia del pueblo cubano.

    La tónica del Portal no es la noticia, sino el análisis de temas, temas cubanos, políticos, filosóficos o de diversa índole. También posee un excelente termómetro en la sección
Correo para medir qué ideologías se mueven en el mundo iberoamericano, pues me escriben de todas partes del mundo, de todas las nacionalidades, personas con todas las ideologías imaginables, incluso castristas desde Cuba. Para conocer el espectro ideológico de Ibero-América hay que leer esa sección.

    Posteriormente agregué otras secciones como
English, Textos Selectos, Preguntas y Respuestas, Estadísticas y Foro, de las cuales sólo fueron exitosas Textos Selectos y Preguntas y Respuestas. La sección Foro me fue solicitada en algunas cartas, pero a mí no me place el anonimato y el uso que ciertas personas hacen del mismo, y sobre todo, la atención que requiere. No he podido actualizar Estadísticas, porque conlleva un trabajo fuerte que no sé si seguiré realizando, sobre todo ahora que el triunfo del Portal es tan claro y rotundo, al llegar al MILLÓN DE VISITAS sin haber cumplido aún los cinco años de existencia.
    Algo que me entusiasma es que ciertas páginas de mi libro de Filosofía son las más visitadas del Portal, en especial la página del "Materialismo histórico", en la que se analizan las tesis marxistas sobre ese aspecto, y que le siguen mis ensayos biográficos sobre Fidel Castro y el Che Guevara, y sobre el libro
Las venas abiertas de América Latina de Eduardo Galeano.

    En la Internet no hay fronteras, sino tan sólo seres humanos que se comunican entre sí sus miserias y sus glorias, lo que conlleva un mejor entendimiento entre todos, a pesar de las polémicas y de los insultos, pues después que desaparece la cortina de humo levantada por el fragor de las ideas en combate, queda el contraste entre ellas como abono para ideas más fructíferas.

    ¡Bienvenido sea el arribo inminente al millón de visitas!

Nota:
Desde el principio FatCow, que es la empresa donde residen mis sitios, ha mantenido la política de que sus contadores parten de 0, pero como hubo unos cambios técnicos en la empresa requerí confirmación de dicho principio y he aquí la respuesta, cuya única alteración fue que cubrí mi dirección.

From : customerservice@fatcow.com
Sent : Monday, February 28, 2005 10:39 AM
To : aguilaarnoldo@hotmail.com
Subject : RE: moo.arnold / Other [C00421281000598145]

--------------------------------------------------------------------------------
Hello,


That is correct. We cannot start the counter from any other number other than zero. Please let us know if you have further questions.


Regards,
Kristy F.
FatCow Moo Crew

----------------------------------------------------------------------------
Message Path:
Received: from out-mail12.yourhostingaccount.com ([38.113.1.59]) by MC8-F21.hotmail.com with Microsoft SMTPSVC(6.0.3790.211); Mon, 28 Feb 2005 07:40:02 -0800
Received: from [10.1.1.248] (helo=scan20.yourhostingaccount.com)by mail12.yourhostingaccount.com with esmtp (Exim)id 1D5n06-00050T-6Zfor xxxxxxxxx@hotmail.com; Mon, 28 Feb 2005 10:40:02 -0500
Received: from main01.yourhostingaccount.com ([10.1.1.78] helo=server.yourhostingaccount.com)by scan20.yourhostingaccount.com with esmtp (Exim)id 1D5n05-0006gf-Iqfor xxxxxxxxxx@hotmail.com; Mon, 28 Feb 2005 10:40:01 -0500
Received: from nobody by server2.yourhostingaccount.com with local (Exim 4.43) id 1D5mzb-0007ub-6C for xxxxxxxxxx@hotmail.com; Mon, 28 Feb 2005 10:39:31 -0500
Sender: customerservice@fatcow.com
X-Message-Info: JGTYoYF78jHnnkYW2xfrr0d2k+N2xrcMBKdaJmzQmJ0=
Return-Path: SRS0=JyBcqz=RK=fatcow.com=customerservice@yourhostingaccount.com
X-OriginalArrivalTime: 28 Feb 2005 15:40:02.0982 (UTC) FILETIME=[C4E40C60:01C51DAB]





España, sabemos que nos amas

Es hora ordenar lógicamente las ideas ya que la alteración de la relación causa-efecto se esta convirtiendo en una injusticia y hasta en una burla a la inteligencia de cubanos y europeos.

Cuando se dice que las medidas de la Unión Europeas han sido ineficaces o que es necesario restablecer la normalidad en las relaciones, tal parece que lo que ha ocurrido en Cuba hasta ahora, como la opresión, los encarcelamientos y la ausencia de respeto a los derechos fundamentales sean culpa de España y de la política europea.

Eso es falso. Por otra parte, decir que las medidas son ineficaces es sembrar el complejo de culpa e invertir la lógica. Es suponer que en Cuba no hay progreso en materia de derechos humanos precisamente porque por primera vez, después de cuatro décadas sin progreso, España junto a toda la Unión Europea, señalan con declaraciones y algunos gestos de mucho valor moral, que en Cuba se violan estos derechos. O que son culpables por exhortar al gobierno cubano a respetar los derechos de sus propios ciudadanos. ¿Qué propone el nuevo gobierno español? ¿No hacer ni siquiera esto? ¿Decírselo tan bajito que solo ellos se enteren mientras se burlan de sus interlocutores? ¿Pretende el gobierno español que confiemos en su voluntad de ayudar al progreso de los derechos humanos en Cuba, cuando inaugura estos supuestos esfuerzos con un acto de desprecio, sostenido, contra la oposición pacifica cubana?

No creo que este sea el espíritu de los socialistas españoles, a muchos de los cuales he conocido durante años. ¿Por qué no hablaron antes con nosotros, la oposion pacifica ni tuvieron en cuenta las largas etapas que, con buena voluntad, los españoles intentaron sin ningún resultado? ¿Qué les han dicho sobre esto Solchaga, Oviols y Felipe González? Cualquier cosa que digan, todos recordamos que nunca se lograron progresos en Cuba, porque al igual que ahora, el gobierno cubano ni tiene ni ha expresado voluntad de cambios.

Nada ayuda a los cubanos que nuestra realidad se convierta en tema de polémica y enfrentamiento en España. Nos satisface que lo tomen tan en serio como merece y con la pasión que nace del amor por Cuba. Entonces, que ese amor les lleve a todos a un dialogo sereno entre españoles, a la búsqueda de un dialogo con todos los sectores de la sociedad cubana. Pero hay prioridades en las que los españoles y los europeos deben pronunciarse y la primera es la liberación de todos los prisioneros políticos pacíficos cubanos.
El intento de visitar a Cuba que hicieron estos holandeses y españoles, entre ellos, el diputado Jorge Moragas, es un gesto de solidaridad con el pueblo cubano. De esta manera, con mucho valor de su parte, Moragas extiende hasta Cuba la mano amiga de los españoles en el momento en que, una vez mas se pone en duda la consideración que España tiene por Cuba.

Sabemos que hay críticas y las habrá, pero vamos a lo esencial: Los ciudadanos cubanos están excluidos en su propio país. Se les niegan muchos derechos, entre otros el de participar en las relaciones con otros pueblos, excepto si hacen el papel de sirvientes, o si practican la indignante prostitucion o son victimas de la explotación de los inversionistas que alquilan la mano de obra cubana. Pero hay españoles, como Moragas y otros europeos, que con todo el corazón, se empeñan en denunciar esta opresión, en desafiar la exclusión y tratarnos como seres humanos, como personas a las que hay que respetarles su modo de pensar.

Ellos vinieron hasta Cuba a decirlo. Penosamente esto en Cuba es subversivo, lo sabemos, pero lo escandaloso es que proclamar el derecho a la amistad entre españoles y cubanos sea tratado como una agresión y convertido en un gran escándalo, al no dejar pasar del aeropuerto a Jorge Moragas, Liduine Zumpolle y los demás visitantes.

Si es real la intención de abrir un dialogo con Cuba, este debe establecerse entre todos los sectores de la sociedad española y todos los sectores de la sociedad cubana. Si hasta ahora no era posible es porque el gobierno cubano es el que impone la condición de excluir a los que piensan diferente y expresan sus ideas. La oposición pacifica española y la oposición pacifica cubana, tienen derecho a participar en este dialogo. Negar este derecho es internacionalizar la exclusión. Si hay dialogo que sea entre todos los sectores de la sociedad española y europea y todos los sectores de la sociedad cubana, sin exclusiones. Pero esto no basta. El dialogo con el gobierno cubano, tiene sentido si es para facilitar y alentar el dialogo entre cubanos, el dialogo interno entre la oposición y el gobierno y más que este dialogo, para apoyar la apertura y el respeto a todos los derechos de los cubanos.

No pedimos aislamiento, pero apoyar a Cuba, apoyar al pueblo cubano es apoyar su deseo de cambios pacíficos. Para esto, por si algunos no se han enterado, estamos realizando la campaña del Proyecto Varela

(http://participatorydemocracy.org/documentos/pvarela.htm) y bajo la represión hemos presentado mas del doble de las firmas que pide la Constitución para que los ciudadanos puedan proponer un Proyecto de ley. El que hemos propuesto pide un Refrendo para que las leyes garanticen derechos fundamentales. Además ya estamos desarrollando un dialogo ciudadano sobre la transición

(http://participatorydemocracy.org/documentos/DialogoNacional.pdf) al que estamos invitando al gobierno y a todos sin exclusión. Este Dialogo Nacional deben apoyarlo los españoles y todos los europeos, ya que en la solución pacifica, el protagonista principal es el pueblo cubano y ya hemos iniciado el camino.

La Habana,18 de Oct. del 2004
Oswaldo José Paya Sardiñas
Coordinador





El sueño y la pesadilla


ADOLFO RIVERO CARO


Recuerdo el impacto que me causó, en mi lejana juventud, la idea de que tratar de manera igual a personas diferentes era profundamente injusto. La leí en la famosa Crítica del Programa de Gotha de Carlos Marx. Constituía el fundamento de su crítica al derecho ''burgués''. Históricamente, por supuesto, nuestro derecho es un enorme progreso en relación con la época en que los hombres eran diferentes ante la ley y ésta daba un tratamiento muy distinto a un noble y a un plebeyo. Aunque Marx también lo consideraba un progreso, creía que esa época de opresión había sido reemplazada por otra en la que la diferencia entre nobles y plebeyos había sido sustituida por la diferencia entre burgueses y proletarios. Y, de la misma manera en que una revolución había acabado con los privilegios de la nobleza, otra revolución (la comunista) acabaría con los privilegios de los burgueses. En la sociedad moderna, la clase dominante era la burguesía, es decir, los capitalistas, los empresarios. Era una clase explotadora porque, según creyó demostrar en El capital, la fuente de sus ganancias estaba en la plusvalía, es decir, en la riqueza creada por los obreros y de la que se apropiaban los empresarios.

El valor real, científico, de estas ideas resultó ser nulo. Ningún economista en el mundo las defiende. Su atractivo, sin embargo, se apoyaba en fuerzas poderosísimas: la envidia, la necesidad de explicar fenómenos sociales complejos que desbordan nuestra capacidad intelectual, el resentimiento de los intelectuales ante los comerciantes. Esas fuerzas no han perdido su vitalidad. De aquí que diversas variantes del marxismo sigan increíblemente vigentes. Simplemente sustituyan burgueses y proletarios por cualquier otra pareja de explotadores y explotados que esté de moda y comprobarán la actualidad y vigencia del esquema marxista.

La igualdad es un ideal, un sueño. Pero si la naturaleza ha decretado la radical desigualdad entre los hombres, ¿cómo eliminarla entonces? Según los intelectuales socialistas, es muy sencillo. Sólo hay que darle poder al gobierno para conseguirlo. Es tristemente irónico que quitarle poder al individuo y dárselo al estado pueda ser considerado ''moderno'' y ''progresista''. A través de la historia, todo el poder siempre ha residido en el estado. Que la voluntad de un hombre sea ley es algo tan moderno como el Egipto antiguo y tan progresista como los faraones. Lo único radicalmente nuevo son los derechos inalienables de los individuos. Es por eso que los únicos verdaderos reaccionarios son los socialistas.

El intento por cambiar radicalmente la sociedad empieza subrayando el carácter transitorio del derecho y la moral. Esto ha sido el gran instrumento para desvalorizarlos, para socavar los fundamentos culturales de nuestra sociedad y tratar de cambiarla radicalmente. De ahí la lucha por cambiar el sentido de las palabras. De ahí el pensamiento ''políticamente correcto'' que siempre es coercitivo. Uno de los campos favoritos escogidos para la aplicación del pensamiento políticamente correcto ha sido el de la docencia de la historia. En realidad, no es más que un lavado de cerebro impuesto en las escuelas públicas. En un reciente manual, elaborado por el National Center for History in the Schools, de la Universidad de Los Angeles, se establecen los hechos capitales sucedidos en la historia de los Estados Unidos; los hechos que ningún niño debe ignorar. En este texto escolar aparece diecinueve veces alguna referencia a la ''caza de brujas'' del senador McCarthy y ni una sola vez aparece la más mínima referencia a Edison, Einstein o los hermanos Wright; mientras en el mismo manual se cita nueve veces una convención de mujeres en el estado de Nueva York en 1848 en defensa de la igualdad de derechos. Así están las cosas. A los responsables no les importa la crítica. Se sienten protegidos por el establishment liberal. Al ser requerido el director del manual para que explicara la ausencia de Edison del texto, éste contestó: ''Si falta Edison, también faltan inventoras y grandes inventores negros''. ¿Y se supone que esta polítca sea benefactora y positiva? Por favor. Estas ideas son los instrumentos intelectuales del gangsterismo político.

Nunca derrotaremos decisivamente al socialismo. Es la ideología natural de las elites contemporáneas. Marx dijo que la religión era el opio del pueblo. Pero, cuando la religión ya no puede captar el entusiasmo intelectual y emotivo de las elites, ¿qué causa puede sustituirla? El liberalismo no, por supuesto. Lo único que defiende el liberalismo es la libertad. El liberalismo no ofrece ninguna respuesta a las grandes interrogantes de la existencia. Que el ejercicio de la libertad individual tiende a crear riqueza social no es un ideal, es un hecho histórico. La mejoría en las condiciones de vida materiales, sin embargo, aunque muy deseable, no lleva aparejada la felicidad. Los ricos que se suicidan o se dedican al alcohol o a las drogas son innumerables. La libertad, como la adultez, es un privilegio, pero también una pesada carga. Es por eso que el liberalismo es una ideología de minorías.

A los socialistas no les basta con cambiar las circunstancias de los individuos. Saben que la prosperidad material no es una respuesta a la angustia existencial. Por eso aspiran a cambiar radicalmente la sociedad. Radicalmente. De ahí la descabellada búsqueda de la igualdad de resultados. De aquí la Acción Afirmativa. ¿De dónde sale entonces ese insano anhelo de cambio revolucionario? Probablemente del hastío existencial. Cuidado. La gran lección del siglo XX ha sido que la lucha por el sueño puede llevar, y ha llevado, a la realidad de la pesadilla.

www.neoliberalismo.com



5IVE DAYS TO MIDNIGHT
CINCO DÍAS PARA LA MEDIANOCHE


Esta semana tuve la oportunidad de ver una excelente mini-serie televisiva de Ciencia-Ficción,
5ive days to midnight, Cinco días para la medianoche, que a pesar del supuesto científico del que parte -un portafolio que es enviado del futuro para alertar a J. T. Neumeyer de su próximo asesinato, a perpetrarse en cinco días- es en lo fundamental una obra de suspenso policial.

La calidad de la obra es sencillamente estupenda. La presentación visual es dinámica, muy buena y en muchos momentos muy bien lograda y original. El suspenso está muy bien logrado y no decae en ningún momento.

No describo la trama, porque en lo personal no me gusta que me la cuenten antes de verla, pero mencionaré que en realidad está muy bien llevada, aunque no considero muy bien lograda la justificación argumental de la personalidad del mafioso Roy Bremmer y, en fin, una de las sorpresas finales, me pareció demasiado sorpresiva y quizás hubiera sido mejor en aras de la totalidad del suspenso que no lo hubiera sido tanto, que algo se hubiera sugerido, pues la sorpresa cayó como un rayo de un cielo despejado y no me refiero a quién envió el portafolio, que me fue evidente antes de que lo enunciaran en la pantalla.

Las actuaciones son de primera, luchando mano a mano por el primer lugar la de Timothy Hutton, como J. T. Neumeyer, y la de su novia, actuada por Kari Matchett.

La que hace de hija de diez años de J. T., Gage Golightly, no actúa mal, pero en algunos momentos no dio las expresiones requeridas, y quizás ello se debió a que no supieron extraer de ella lo adecuado. Un caso a imitar es el que logró Spielberg con Dakota Fanning en el papel de Allie Keys en la miniserie
Taken. Me dio la impresión que la cámara no fue bien manejada en esos casos que menciono sobre Golightly.

Tanto la actuación, como la dirección de Michael Watkins, como la elaboración de la idea por parte de Cindy Meyers, Tony Peckam y David Aaron Cohen, se conjugaron para ofrecer un obra de gran calidad, quizás merecedora de más de cinco días para evitar cierta aceleración de la exposición.

Arnoldo Águila
15 de junio del 2004





¿DÓNDE ESTÁ EL AFGANISTÁN ESPAÑOL?

El 11 de Marzo del 2004 ocurrió en España un terrible crimen similar en esencia y muy cercano en detalles al ocurrido en Estados Unidos, el tristemente célebre 9-11.

Aunque para la estructura aquí desarrollada es indiferente si los autores del atentado pertenecen a la ETA o a Al Qaeda, o a una confabulación de ambos, a mí me llamó la atención el comentario, cuando aún no se habían disipados los humos de las explosiones, de algunas personas sobre la diferencia en días entre ambos hechos que "casualmente" es de 911 días.

El pueblo español leyó el ataque como una respuesta de los terroristas musulmanes al apoyo que le brindó el gobierno del Partido Popular a los Estados Unidos, en contra del extraordinario antiyanquismo reinante en ese país que empujaba a la mayoría de los españoles a oponerse a la guerra de Irak, aunque esa lectura haya respondido más bien a un conjunto de emociones y no exactamente a un conocimiento específico de quiénes y por qué.

Esas emociones reflejadas en un cambio de la intención electoral en tan sólo 48 horas, no sólo muestran sin lugar a dudas una falta de madurez en la votación, quizás por la afluencia repentina de millones de jóvenes irreflexivos, sino que materializaron en contubernio vergonzoso el voto cobarde de los terroristas.

En las urnas españolas en el 2004 se sintió revolotear el espectro de Munich.

Los presuntos terroristas arrestados son marroquíes, no son iraquíes.

Las "afrentas" de los españoles que pueden resentir los terroristas musulmanes no son tan lejanas y se hallan frente a las costas de España, y no se van a diluir porque Zapatero retire a unos mil soldados de Iraq. Así no funciona la mente de los terroristas.

La lecturas que no sólo ellos, sino todos los terroristas, harán de la reacción de España, es que ésta se retira cuando la atacan alevosamente, y repetirán el ataque para que España ceda a la pretensión de todos los terrorismos, del de ETA, del de los musulmanes extremos que reclaman territorios hoy en poder de España y así sucesivamente.

El 25 de Enero del 2004 en una correspondencia pública que sostuve con un chileno que reside en Bélgica dije: "Apoyo esas intervenciones militares porque creo que el mundo, no USA solamente, tiene que anular el fundamentalismo islámico fanático -que lo considera a usted, a mí, y al resto del mundo infieles desechables-, en una actualidad de bombas atómicas sucias, de armas biológicas, y de aviones civiles convertidos en armas. Los antiyanquistas rabiosos tienden a olvidar o a minimizar lo que significó el 9-11 para resaltar la "maldad" imperialista de USA. El 9-11 le demuestra al mundo -excepto a los enfermos de rabia como Hebe de Bonafini, quien incluso brindó estando en Cuba por la infamia- que existe una religión determinada que genera individuos tan fanáticos que no sólo son capaces de entregar de modo suicida sus vidas, sino que además les importa un comino destruir miles de vidas inocentes, niños, mujeres, inválidos, etc., porque en definitiva las víctimas son infieles de los cuales se puede disponer como basura. Las mentes simples pueden pensar que ese hecho afectó solo a USA y nada más, sin percatarse que la primera vez de cualquier suceso es la verdaderamente difícil, que las repeticiones se facilitan a partir de que se rompe la virginidad de la primera vez, y que lo que le sucede a una persona, a un país, por el principio humano de la generalización, amenaza a todos los demás."

Mis palabras no fueron proféticas, sino sencillamente provienen de un estudio en profundidad de cómo opera la mente humana.

Repito con un pequeño arreglo de la expresión: "La primera vez de cualquier suceso es la verdaderamente difícil, las repeticiones se facilitan a partir de que se rompe la virginidad de la primera vez: lo que le sucede a una persona, a un país, por el principio humano de la generalización, amenaza a todos los demás."

España y demás países deben poner sus barbas en remojo.

Al 9-11 los Estados Unidos respondieron con Afganistán.

La política del avestruz no resuelve en contra de la determinación fanática.

¿Dónde está el Afganistán español?

Arnoldo Águila
16 de Marzo del 2004




LA PASIÓN HUMANA ANTE LA PASIÓN DEL CRISTO
Arnoldo Águila

Los primeros barruntos de la pasión que despertaría la película de Mel Gibson sobre el calvario de Jesús de Nazareno fue la protesta de algunos judíos que sin ver la película manifestaron sus preocupaciones de que incrementaría el antisemitismo en el mundo.

Antes del estreno oí a un reverendo cristiano no católico, de gran renombre aquí en Miami, al que considero un estupendo orador y un patriota de calibre, criticar demoledoramente la película desde una posición teórica religiosa, racionalizada quizás porque el autor de la película era un católico, no sólo sin haberla visto, sino estableciendo su decisión inquebrantable de no ir a verla.

Luego en un programa de radio que oigo cuando puedo, un periodista joven que admiro, quizás llevado por el ansia de reportar la sensación del momento, también sin haber visto la película, sirvió de anfitrión a dos personajes, uno de ellos un pintor, quien sí había visto la película y que se dedicó a demolerla, haciendo hincapié en calificar de sádica y morbosa la obra sin señalar nada bueno en ella.

No han faltado comentarios sarcásticos acerca de los millones que está haciendo Gibson y la insinuación velada de que ése era su real objetivo al hacer la película.

Y antes de proceder a emitir mis opiniones quiero exponer mi posición filosófica al respecto.

No practico ninguna de las religiones cristianas.

Soy un agnóstico que me inclino a creer que Jesús de Nazareno existió, pero me cuesta aceptar haya sido el Hijo de Dios o Dios mismo, porque me parece incoherente que un Dios, que sea plausible para mí, utilice recursos que por enrevesados sirvan para dividir aún más a la humanidad.

Mi formación en la niñez fue católica en escuelas de los Hermanos Maristas y De la Salle hasta el sexto grado, por lo que estoy familiarizado con la Historia Sagrada. Después he leído la Biblia, aunque no haya sido nunca un estudioso de la misma.

Pero una cosa curiosa que he notado con el transcurso de los años de mi vida, que ya no es corta, es que yo he sido durante toda mi vida más cristiano que muchos que se dicen serlo.

Porque a mi juicio, cuando un maestro moral lanza al mundo su doctrina, no lo hace para que crean y acepten su origen divino y reciten de memoria las frases dichas, sino para que practiquen la moral que ellos predican.

Nunca he odiado ni odio, nunca he envidiado ni envidio, he sido y soy compasivo y comprensivo, nunca he juzgado para no ser juzgado, trato de ayudar al prójimo en lo que puedo y así y en otros rubros más, he cumplido con parte de la esencia de las enseñanzas de Jesús y la enseñanza más importante que no he podido sustanciar en mí es el amar al enemigo, el ofrecer la otra mejilla al que te golpeó en una, aunque comprenda la belleza y profundidad de ese mensaje de amor y me duela no poder alcanzar meta tan sublime.

Primero hablaré del antisemitismo que pudiera, según algunos judíos, despertar esta película.

A ninguna persona, que ya no sea antisemita, la película le puede despertar ese sentimiento, porque Jesús era judío, como lo eran la mayoría de sus seguidores, como lo era María, la madre de Jesús.

Para mí, Jesús fue un hereje de la religión judía que trató de cambiar el "ojo por ojo" y el odio a quien te odia, por una religión basada en el amor, la compasión y el perdón, y por ello despertó el miedo y el odio de los jerarcas religiosos de su pueblo, los que lo detuvieron y golpearon, pero quisieron y lograron que otros fueran los mayores culpables del crimen. Ellos no mataron a Jesús.

¿Quiénes lo torturaron y crucificaron?

Fueron los soldados romanos.

¿Quién tuvo la vida de Jesús en sus manos y decidió matarlo?

El Cónsul Romano.

¿Quiénes en la película disfrutaron sádicamente los sufrimientos de Jesús?

La soldadesca romana.

De esto debemos deducir que los sentimientos que pudiera despertar esta película serían sentimientos antiromanos, antiitalianos.

Desde luego que los espectadores no son tan imbéciles como para creer que los romanos e italianos de hoy en día son culpables de algo que ocurrió hace dos mil años.

Acerca del reverendo cristiano que se niega a ver la película, está en su derecho a no verla, tiene derecho a expresar su opinión, pero no hay racionalidad en tal actitud, sino al contrario un dogmatismo ciego. Estoy seguro que si la viera no cambiaría para nada su criterio, pero sería más racional en su exposición, matizándola con citas concretas sobre la obra y parecería de esa forma menos dogmático y más persuasivo.

Sobre el periodista diré que creo que cometió un error profesional al compartir el estudio con otras dos personas con opiniones definidas, sin él haber visto la película, porque en ese escenario, a pesar de permitir luego la participación por teléfono de los oyentes, el programa se convierte en uno de opiniones donde no había balance ni moderación. Hubiera sido un programa de auscultación periodística si no hubiera compartido su estudio, o si los asistentes no hubieran visto la película, y de esa forma la falta de información del periodista y de los panelistas hubiera ayudado a la frescura de la encuesta sobre el hecho social.

El pintor que criticó el sadismo de la película, el regodeo en la sangre de la misma, olvida que primero fueron los hechos, y los hechos según las escrituras, fueron sádicos. En aquella época se empalaba, señor mío.

La crucifixión no era una condena a muerte piadosa, sino que conllevaba una tortura larga para asfixiar al condenado muy poco a poco, según se iban relajando los músculos. El hecho de que el flagelado llevara la cruz completa cargada, mientras los otros dos condenados, sanos en apariencia, llevaban tan sólo un madero, habla del ensañamiento contra Jesús.

Las películas de horror y sadismo impactan de ese modo, porque nadie espera lo que va a pasar en pantalla. Es decir, el factor sorpresa es el ingrediente esencial de esas obras.

Aquí todos sabíamos todo lo que iba a ocurrir.

La única manera de que esta obra impactara sobre una historia relatada hasta lo indecible era presentar los hechos como ninguna antes lo había hecho, como las representaciones vivas no lo pueden hacer: con un realismo extremo que aprovechara todos los recursos actuales y eso fue lo que hizo Mel Gibson, y eso es lo que inscribe esta película en la historia del cine para siempre.

A mi no me cabe la menor duda que una de las metas del director y del otro guionista de la película, fue el realismo, de lo que fue capaz de hacer un hombre o un dios por todos nosotros.

No ayuda a la difusión en Estados Unidos el que los actores no hablen en inglés, porque eso obliga a que la película en esta nación tenga subtítulos y eso en este país es adverso y contrario a la sicología popular predominante.

Por lo que reproducir el arameo original de los judíos y el latín de los romanos habla de una intención seria de realismo.

Ya si la obra respecta en su totalidad o no las Escrituras es harina de otro costal, que a mi no me corresponde, ni me interesa.

No creo que la película muestre más sadismo y sangre que lo que ocurrió en los hechos descritos. Es increíble la cantidad de sangre que tiene un cuerpo humano. Y es también increíble la capacidad de sadismo de los hombres, cuando humanizan al máximo su animalidad, pues los animales no son sádicos.

A mí me gustó la película, porque a pesar de conocer muy bien la historia que narraba, me mantuvo apresado en mi butaca durante toda la proyección, porque fue muy sobria en la exposición de la teoría cristiana y de lo sobrenatural, y muy expresiva en el detalle terreno, en la integridad de un mártir de carne y hueso ante la tortura y el calvario terribles. Mártir que no abandonó ni en su suspiro final el amor hacia sus enemigos, porque ¿de qué valía amar al que te amaba?

Han hablado o insinuado que Gibson hizo la película para ganar dinero.

Él fue a diversos estudios para que financiaran la película, pero esos estudios no quisieron arriesgar su dinero, por lo que Gibson tuvo que poner gran parte del costo.

Y yo quisiera saber si ninguna película ha fracasado en el mundo.

Quisiera que me explicaran también por qué los actores hablan en arameo y latín, cuando eso es claramente un defecto desde el punto de vista comercial.

¿Quién le garantizó a Gibson el éxito?

¿Dios?

------------------------------
Puede ser reproducido y publicado en cualquier medio, citando la fuente.




NAVIDAD DE TODOS

Jesús Solís

Hoy es Navidad y de modo abrupto nos vienen a la mente sentimientos encontrados de felicidad y tristeza. Se recuerdan los tiempos de la niñez, la juventud, a los que se han ido en el viaje sin retorno; en fin, nuestra vida.

Yo en particular recuerdo la trayectoria de la mía; si fuera pintor, pintaría un enorme mosaico con todos los colores existentes y tal vez con algunos que para gran parte de la gente de este mundo son invisibles.

Cuando decimos "Lo tengo todo", casi siempre nos referimos al hecho de poseer bienes económicos, salud y "felicidad". Yo lo tengo y lo tuve todo, sólo que no lo primero. Nací en la más absoluta pobreza y crecí en ella, pero Dios, que todo lo compensa, me regaló el don supremo de la conformidad (un color desconocido para muchos en mi mosaico).

Desde muy temprano aprendí a ser libre. Veía a los otros niños de mi edad preocupados por no ensuciar sus zapatos nuevos o sus ropas, o por sus juguetes. Yo no tenía ese problema, ni ninguno de ese tipo. No tenía juguetes y mis zapatos y ropa eran más que viejos, nadie me regañaba por un poco más de churre.

Ninguna fecha tenía para mí significado alguno, salvo la Navidad. ¿Cómo era posible que La Luz del Mundo, que lo más Excelso del Universo, naciera tan miserablemente? Que me ocurriera a mí, bueno, yo no soy nadie, pensaba yo. Por ello, esa fecha para mí siempre tuvo y tiene un valor único, porque me dio la fuerza para ser libre dentro de mí mismo. Libre de resentimientos, envidias, rencores y toda esa gama de lastres que a veces nos empeñamos en arrastrar por el corto tiempo que estamos en esta etapa física que llamamos "vida".

Fui y seré libre hasta que deje este mundo. He disfrutado lo bueno que me ha tocado y aprendido de lo malo. Mis bienes físicos son y han sido desde que nací, lo que alcanza a cubrir mi piel solamente )y ni aún eso es mío). Me he movido por el mundo con la libertad del aire, sin cadenas de pasiones materiales y agradezco al Señor Todo Poderoso que no me concedió con riquezas mundanas la oportunidad de atarme a conceptos equivocados en mi estancia en La Tierra, y a la vez me permitió ver esos colores ultradimensionales que han sido guía de mis pasos.

Hoy sé por qué La Luz vino al mundo en un pesebre, porque de haber venido en cuna de oro y encajes, hubiera sido luz sólo para algunos.




"THE MATRIX" ó FANTASÍA FILOSÓFICA

La primera película de esta saga me impactó notablemente por varios factores, entre ellos, por la originalidad de la factura, por como estaba trabajada la presentación visual, los efectos especiales, etc., pero como escritor que se hizo tal escribiendo ficción científica y fantasía, lo que me llamó sobre todo fue el argumento, las ideas tras la historia.

No es que el vivir una aparente realidad que no resulta tal, se vea en pantalla por vez primera, o en la literatura de todo género, recuérdese como ejemplo "La vida secreta de Walter Mitty" de
James Thurber, sino la coherencia que se logra en toda la trama y la discusión de ideas filosóficamente enfocadas que se hace en la misma.

Los creadores de esta película sin duda alguna han disfrutado la influencia de una buena cantidad de libros de ciencia-ficción.

En el género de ficción es éste, sin discusión, el que mejor permite explorar las grandes disyuntivas que tiene la humanidad frente a sí, sea la clonación de seres humanos, el contacto con civilizaciones extraterrestres, la inmortalidad, la ingeniería biológica, etc., y de esa manera, filosofar.

La importancia de esta temática científico-filosófica en el mundo de hoy es enorme, porque en nuestra vida cotidiana las fantasías mas descabelladas se hacen metal, plástico, e incluso, huesos y carne.

Las ideas filosóficas de vivir una ilusión -el Reino de Maya en la religión budista-, el comentario de que la primera matriz de una sociedad perfecta había fracasado por la naturaleza humana, la importancia de las creencias y de la fe en los seres humanos, la importancia de la libertad de elección entre las diferentes opciones, el valor del amor que trasciende la muerte, la solidaridad entre los seres humanos y muchos otros temas más, son presentados, discutidos y desarrollados por esta serie excepcional que la coloca entre las mejores de la historia del cine.

Pero una película con ideas excelentes puede dormirnos en la butaca, sino concurren sus integrantes visuales, de actuación, musicales, en la coherencia necesaria para darnos una plenitud que nos impacte.

La primera película de la serie es a mi juicio la mejor, aunque puedo estar influido por la novedad de la misma, grado de novedad que desde luego no podían superar las siguientes.

El difícil balance de la cantidad de acción, calidad de la misma, efectos especiales, actuación, historia y filosofía es perfecto en la primera, no así en la segunda, donde hay un desbalance a favor de una acción y efectos especiales excesivos, y en la tercera, en el cual existe una tendencia mayor hacia la exposición dramática, quizás algo excesiva.

Las tres partes pues, son desiguales en distribución de contenidos y densidad de los mismos, aunque todas ellas disfruten de una coherencia hermética.

A mi juicio el valor superior de todas ellas es el contenido filosófico de sus propuestas, aunque ése no es el valor que más admirará el público, sobre todo por aquellos adictos a las películas de acción y efectos especiales, incapaces de asimilar otro tipo de discurso.

No creo que me gustaría que los hermanos Wachowski volvieran a aprovechar el final abierto que deja esta película, y espero que el manantial de su inspiración no se haya secado tras esta inundación de aciertos.

Arnoldo Águila
7 de Noviembre del 2003



Desde hace unas semanas quería escribir un artículo sobre la proeza que estaban realizando el equipo de pelota de los Marlins de Miami, que culminó con la conquista impredecible del trofeo mayor de la Serie Mundial, pero la sequía de tiempo que padezco me lo había impedido. Hace pocos días me encontré con esta nota de un lector publicada en "The Miami Herald" que expresa mi pensamiento y que traduzco para ustedes:

EL MEJOR EQUIPO QUE EL DINERO NO PUEDE COMPRAR

El estadio de los Yanquis es el edificio que Babe construyó, pero los Yanquis es el equipo que George Steinbrenner compró. El salario de más de 180 millones de dólares del equipo es el mas alto de la pelota y por ende, el más alto de todos los deportes profesionales. Sin embargo, el de los Marlins, por debajo de los 53 millones, es uno de los más bajos.

El dinero de los Yanquis no puede comprar el corazón del héroe popular Mike Lowel, al que el espíritu altruista de su equipo lo ayudó a reponerse de su mano rota y brindar capturas eficientes y buena defensa, ni a novatos como Dontrelle Willis y Miguel Cabrera, ni al "Salgan y diviértanse" del director del equipo Jack McKeon, cuya sabiduría y estrategias no convencionales motivaron a su equipo para alcanzar nuevas alturas.

Habiendo tenido la oportunidad de celebrar con los Marlins en Chicago después de que ganaron ese pendón y en New York, después de que ganaron la Serie Mundial, encontré que los jugadores tenían el entusiasmo y el espíritu de los equipos de las Ligas Menores que yo acostumbraba a dirigir. En vez de hablar de contratos, agentes e inversiones, los Marlins bromeaban acerca de robar bases, conectarle a lanzamientos difíciles y realizar jugadas de precisión de doble matanza.

Los Beatles nos enseñaron que el dinero "No puede comprarme amor". Ahora los Marlins le enseñaron a los Yanquis que el dinero "No puede comprarme campeonatos". Y así es porque los Marlins "corazón y alma" son "El mejor equipo que el dinero no puede comprar".

Kenneth H. Thomas
Pinecrest
Miami



LOS CLONES SON MEJORES QUE LOS ORIGINALES

Aunque pueda parecer una falsedad lo que afirma el título, pongo en juego todo mi honor medieval, dispuesto incluso al juicio de Dios y así respaldar con mi vida esa afirmación que navega en contra de la corriente profana y vulgar de los que presionan las teclas ignorando las cadenas de ceros y unos generadas por cada una de ellas y que conjuran a la Pastilla Mágica que controla los sueños de Babbage, o en español, de la Prostituta de Dora, para que muestre una letra en la pantalla o un menú de comandos o ejecute una acción deseada ahora y quizás luego arrepentida.

El público profano, que se desmaya admirado ante el Oráculo que en el hogar le pone el mundo entero a su disposición mediante los escarceos de un ratón, un teclado y los altavoces, se deja engatusar por los cantos de las sirenas Dell
, Compaq, Hewlett Packard, etc, desconociendo que los clones que se pueden comprar en el mercado local pueden ser superiores, a despecho de la prosapia de tan ilustres nombres.

Pero así es.

Sólo el clero que domina los secretos de la nueva magia sabe que los Grandes Nombres siempre ponen en el mercado productos que ya han envejecido en el camino: el que quiera lo último de lo último de lo que aún casi no se ha inventado, debe comprar las piezas por separado y armar un clon, con la ayuda desde luego de algún iniciado en La Nueva Era, u ordenarlo en alguna pequeña tienda local que le brinde confianza.

Los monstruos con Genes Originales que se venden en las Pantagruélicas Cadenas no sólo son viejos, sino que son demasiado generales, confeccionados para la moda de turno, y desde luego que no están hechos a la medida específica del cliente.

Un cliente puede desear no desprenderse ni un momento de la información que guarda en el disco duro, y se le puede habilitar una bolsa de canguro al Genio de la Lámpara para que el disco sea transportable y así poder llevarlo a la casa para introducirlo en el canguro hogareño o para guardarlo en una caja de seguridad a prueba de fuego.

Por otra parte, la parte más grave de todas, los Grandes Nombres no sólo le piden al cliente desprevenido el dinero, sino que les obligan mediante contrato a entregar el alma.

Las Originales se construyen con trampas infernales para atrapar a los que se atrevan a repararlas o pretendan mejorarlas.

Una vez me enfrenté con un Dragón, de cuyo nombre no quiero acordarme, tal es el trauma epiléptico que me proporcionó, en un combate que duró toda una semana, porque el diabólico Original había escondido la información de su sistema en un segundo disco duro y no en los discos compactos acostumbrados. Luego mastiqué con gran deleite la noticia de que por esa razón habían demandado a la Bestia Apocalíptica.

Por cierto, esa batalla que gané gracias a San Jorge se pudiera haber evitado si la cliente me hubiera permitido construir un Clon, pero una Hija que se daba de conocedora, la incitó a abandonar al Clon Verdadero para adorar al Becerro de Oro.

Recientemente tuve otro encuentro con un Original que llamé "Fort Knox".

La llamé así porque el recipiente metálico estaba construido expresamente para que un reparador ajeno no pudiera extraer o cambiar ninguna pieza de su interior.

No exagero.

Yo no pude descifrar cómo se desarmaba el rompecabezas mecánico.

Por suerte para mí, mi segundo padre es un genio mecánico, aparte de Ingeniero Civil.

Le llevó horas descifrar el artilugio, copiado quizás de alguna maravillosa caja de caudales.

Voy a intentar describir cómo se desarma el susodicho:

Después que se abre un candado con su llave correspondiente, se desalinea el hueco por dónde se pasa el candado, lo que permite, cuando se aprieta un botón, quitar un costado de la computadora, no con un movimiento simple, sino con tres movimientos, uno para liberar el costado, otro para girarlo hacia arriba, y luego otro para extraerlo. Hay que destornillar una barra gruesa que va de lado a lado de la computadora a un plástico en la otra parte, puesto ahí para esconder unos enganches que hay que remover para poder sacar la parte plástica frontal. La misión de la barra consiste en presionar una tarjeta desde arriba, porque no pudieron evitar que bailara en la ranura donde se encaja. Extraídos la barra y el plástico, se procede a desenganchar el frente plástico y -¡carajo!- ya se pueden liberar algunos enganches que le permitirán -¡oh, milagro! ¡Mis manos florecen!- extraer
por delante la caja metálica que contiene el disco duro, que, por supuesto, todavía hay que destornillar. (Aplausos frenéticos.)

Para completar la descripción del equipo, la tarjeta madre no es estándar, no se parece a nadie, la fuente de alimentación no es estándar, y gira como un módulo de la NASA.

¿Cuál es el objetivo de tantas originalidades genéticas?

Obviamente no es para evitar que alguien sea tan estúpido como para copiar un sistema tan engorroso.

El objetivo es capturar al pobre profano que caiga en sus garras y tenga que depender del fabricante para reparar el Engendro.

No hay otra razón, créanme.

Cuando usted compra un clon, todas las piezas son estándar. Cualquier pieza estándar puede ser substituida por otra pieza estándar y lo puede hacer cualquier técnico estándar.

Una fuente de alimentación estándar cuesta actualmente alrededor de $20. Una fuente no estándar puede valer en el fabricante específico cinco veces más.

Una anécdota simpática es que la arquitectura de las Computadoras Personales las pueden usar las Figuras de la Nobleza, porque IBM
, al contrario de Apple, no retuvo sus derechos de autoría sobre lo que ha originado una revolución técnica de incalculables beneficios para la humanidad y de esa forma los Marqueses y los Condes son clones IBM compatibles, que pretenden ocultar su herencia clonada y construyen sistemas exclusivos propietarios para esclavizar a los indefensos clientes.

Si usted de todas formas quiere adquirir el Engendro del Ilustre Nombre, venda por completo su alma, adquiriendo también el Seguro de Expoliación por Vida que le ofrezcan sin rechistar, y aguante como un hombrecito o una mujercita porque va para adentro que jode.

Por lo tanto, dije, digo y sostengo: LOS CLONES SON MEJORES QUE LOS ORIGINALES.







EL LECTOR DESPREVENIDO Y EL PREJUICIADO

En una carta electrónica que recibí, leí la expresión "el intento de llevar al lector desprevenido al analisis facilista y superficial", en la que el concepto "lector desprevenido" me llamó poderosamente la atención, primero, porque me pareció haberla leído con anterioridad, y segundo, porque el concepto mismo es curioso.

Y me parece curioso por lo que sigue: por la posible falta de profundidad de quien lo usa.

Y falta a la profundidad quien lo usa y no menciona la antítesis, que es el lector prejuiciado.

El lector desprevenido se refiere al lector que lee y no está presto a rechazar lo que lee, a distanciarse rápidamente de lo que se ofrece, para que no se le introduzcan ideas falsas o dudas en lo que ya cree.

Hay aquí un reflejo de lo que sucede en la mente.

Tanto la palabra hablada como la escrita (¡y qué decir de las imágenes!) producen que en la mente del lector se recree un conjunto de imágenes y conceptos, y la sola evocación atrae un primigenio creer en lo evocado, y es por ello, que todas las creencias que alcanzan un cierto monopolio sobre los creyentes prohíben o rechazan que estos lean o puedan leer escritos contrarios a lo que promulgan.

Es una manera de luchar contra la duda que genera la herejía y el consecuente cisma del grupo social específico.

Esto tiene que ver, como ya hemos dicho en otros textos, con la tendencia universal a la estructuración o piramidalización, que transforma el grupo original que se cohesiona por un sistema de creencias, en una pirámide social, en la que la cúspide se adueña de la creencia compartida y establece su ley de rechazos y aceptaciones que deben cumplir los miembros del grupo, so pena de ser declarados herejes, a veces sin grandes consecuencias personales, salvo el aislamiento o la soledad, y a veces hasta conduce a hogueras terminales.

El concepto, pues, de lector desprevenido llama a que el lector se mantenga en sus creencias iniciales lea lo que lea, pues si el lector castra la primera reacción de creer y la convierte de inmediato en una reacción escéptica, poca huella podrá dejar lo leído: viva el "status quo" y abajo el cambio, sea desarrollo o involución.

El concepto de lector prejuiciado es la inversa del anterior, pues critica el inmovilismo de quien armado con todas sus creencias no las abandona ni un segundo, ni siquiera en las letras de las palabras que lee, las que obviamente no pueden aportarle nada, salvo un rechazo mas bien visceral.

Por ejemplo, si el sujeto esta convencido plenamente de que la tierra es plana, las ideas de Colón le parecerán una idiotez colosal. Es en este caso un lector prejuiciado y nada desprevenido.

Aquí se definen en esencia dos tipos humanos: los fijos y los mutables.

Todos pasamos por una fase mutable en la cual establecemos nuestros sistemas de creencias, y la mayoría de nosotros, una vez que el cerebro ha fijado sus caminos, es reacia a cualquier cambio y constituye la masa de los lectores prejuiciados; es decir, que a mi juicio la mayoría de los lectores son altamente prejuiciados.

Es por ello que me da cierto resquemor el concepto de "lectores desprevenidos", porque me parece que alienta a que los lectores actúen o continúen actuando como lectores prejuiciados, lo que es ya de por sí una tendencia existente al estatismo, al inmovilismo intelectual.

Los que crean que sus creencias constituyen un gran avance hacia la verdad, hacia una verdad sólida e incambiable, deben pensar que hay un grupo de personas que creen exactamente lo contrario que ellos y que también están absolutamente convencidos de la veracidad de sus ideas.

La crítica al lector desprevenido y el aliento al lector prejuiciado es un aliento a la falta de comunicación social y al inmovilismo.

No quiero decir que se deba alentar al lector inerme, al lector que acepta sin más lo que lee, ni me voy a ir al socorrido tema de la posición intermedia, ni desprevenido, ni prejuiciado.

Voy a proponer el camino natural del proceso.

Es imprescindible que en los primeros momentos la lectura sea desprevenida, porque si no, nada bueno o malo puede entrar, pero una vez que ya ha entrado el enemigo o el amigo, se deben despertar los anticuerpos y las enzimas digestivas. Los anticuerpos para combatir la infección, y las enzimas para aprovechar lo alimenticio; es decir, clamo por el lector fénix, el lector que se consume en llamas y renace de sus cenizas enriquecido y más fuerte; que si algo de lo leído choca con algo establecido como verdad en su interior, sea capaz aún de dudar de lo que cree y de evaluar con justicia lo que se le propone, para avizorar nuevos caminos o continuar con mayor riqueza por el que transita.

Y ese lector fénix debe darse cuenta, que a medida que crea saber más, más difícil le será la fase desprevenida, le será más difícil ser presa de las llamas que iluminan y matan, y por lo tanto, le será más difícil renovarse, está a un paso de convertirse en un lector prejuiciado.

Dicho de otro modo, propongo seguir a Khrisnamurti en "la revolución o el vivir de instante en instante", y a Descartes en "la duda metódica".

Y para finalizar, viene la Génesis en forma de nota necesaria:

Voy a dar un ejemplo que me parece muy oportuno y que fue en realidad lo que me inspiró a tratar este tema.

El tema me fue inspirado por un correo electrónico que recibí sumamente crítico, como ustedes verán a continuación:

"To: @arnoldoaguila.com
'Date: Mon, 18 Aug 2003 23:58:45 -0400
'From: "daniel" xxxxxxx@lycos.com de Argentina
'Subject: Da pena

'Estimado autor:
'Mi nombre es Daniel Xxxx, soy argentino de 25 a;os de edad.
'El destino, afortunadamente, me ha comunicado con sus escritos, especificamente
'con las biografias acerca de los Comandantes Fidel Castro Ruz y Ernesto Guevara
'publicadas en su pagina. No es mi costumbre escribirles a ciertos "intelectuales" que
'publican, por obra y gracia del dinero de algun mesena, en internet pero no puedo
'dejar pasar la oportunidad.
'Sus escritos son de tan tendenciosos que me hacen suponer que usted se basa mas en
'algunos rencores politicos e ideas magicas/religiosas que en investigaciones de
'caracter cientifico o investigativos. Los increibles analisis descontextualizados de los
'discursos de estos lideres historicos, el intento de analizar la personalidad de estos
'genios tocando de oido un poco de psicologia barata Norteamericana (basada en la
'teoria mas absurda como es el conductismo)y el intento de llevar al lector
'desprevenido al analisis facilista y superficial no hacen mas que motivar una sonrisa
'que se parece menos a la complicidad y la adhesion de sus ideas que a la verguenza
'ajena.
'Sea por favor un poco mas serio, dediquese a la ciencia y abandone el facilismo que
'intenta imponer el sue;o americano que no hace mas que llevar a la
'autodestruccion...
'Es comprensible como en Cuba, el comandante Fidel, despues de 40 a;os todavia
'tiene tanto consenso y ustedes los antipatria no han conseguido nada...esto es lo que
'sucede cuando se habla con datos acertados y no cuando son el dinero y el
'pensamiento magico los que dictan los discursos. Todavia hay gente que puede
'pensar, deje de hacer el ridiculo, olvidese de su apellido y abandone la carro;a.
'Muchas gracias...disponible para lo que guste."

Como todavía leo algo desprevenido, lo primero que me llamó la atención fue, precisamente, el concepto de "lector desprevenido", que creo que ya había leído con anterioridad, pero que aún no he podido identificar dónde lo leí por primera vez.

Estoy acostumbrado, como cualquiera que revise mi correo puede notar, a las misivas agresivas, como ésta que me califica de "intelectual", entre comillas, es decir, no tengo nada de intelectual, de tendencioso, de rencoroso, de anticientífico, de antipatria, que toco de oído sicología barata, es decir, no sólo la sicología es barata, sino que de contra ni me la sé, y por último, debo abandonar mis hábitos alimenticios, que según este sujeto, consiste en comer carroña, como mi apellido le indica. Soy honesto y tengo que reconocer que aquí me enseñó algo, pues no sabía que los de mi estirpe, además de cazar, eran capaces de alimentarse así. Menos mal que estoy a dieta.

Pero la frase que él usó "y el intento de llevar al lector desprevenido al análisis facilista y superficial", me hizo reflexionar lo que ustedes ya han leído.

No hay que ser muy prejuiciado para desaparecer un mensaje que acumula tanto negatividad contra el destinatario, sin más análisis, pero vean cómo fue posible extraer de la pudrición el metano capaz de generar una llama, con una actitud inicialmente desprevenida.

El resto del mensaje, aún siendo tan negativo, permite cierto escrutinio.

El sujeto dice que es argentino, y su mensaje procede de un servidor argentino, pero escribe como un joven cubano lo haría. Y tengo información de que la policía política cubana ha lanzado una campaña en la Internet para que todos sus súbditos y simpatizantes vuelen a la palestra pública. Por otra parte, ya he recibido cartas similares a ésta procedente de cubanos.

¿En que baso mi presunción o sospecha?

Él dice, por ejemplo: "No es mi costumbre escribirles a ciertos "intelectuales" que publican, por obra y gracia del dinero de algun mesena, en internet..."

Escribe "mesena", en vez de "mecenas", y los jóvenes cubanos que me escriben, disfrutan de similares faltas ortográficas. Además, me cuesta trabajo creer que un argentino piense que hace falta un mecenas para publicar en la Internet, cuando en la Internet prácticamente puede publicar cualquiera. Un cubano joven, con poco tiempo en el exterior, sí puede pensar eso.

Por otra parte, he recibido mucha correspondencia de argentinos y ellos tienen muy bien preparadas sus computadoras para imprimir "ñ", en vez de ";", como él usó en todo su escrito.

También sospecho del hecho de que acumula enunciados, afirmaciones unas tras otras, sin argumentar, sin apoyar con ideas lo que afirma, al contrario de otros argentinos que me han escrito, de modo crítico, pero muy articulado.

No obstante, yo pudiera estar equivocado, pero para continuar la correspondencia con este sujeto, el mismo tiene que enviarme una copia de su acta de nacimiento, porque me resisto a creer que sea argentino, y desde luego tendría que hacer algo más que acumular, enunciar, acusaciones, sino que tendría que argumentar, apoyar, lo que dice con ideas, y aquí en estos puntos sí reconozco que estoy un poco prejuiciado.







CORTINAS Y CARRO NUEVO

Jesús Solís

Vivir hoy resulta caro, desde el punto de vista económico... y desde todos los demás también.

Cuando yo era niño, hará 55 o 60 años, no existían las cosas que hoy son prácticamente necesarias para vivir. No había 3 o 4 televisores en una casa, o sea, uno para cada niño o miembro de la familia, ni existían los teléfonos celulares (hoy todo el mundo tiene uno), ni los juguetes electrónicos supercaros que hay que comprarles casi obligatoriamente a nuestros niños para que no se sientan acomplejados. Tampoco se vivía esclavos de las modas en el vestir, que cambian todos los meses, ni nos preocupábamos tanto por ir a los buenos restaurantes caros (para no ser menos que los demás).

¡Sí! Era más barato vivir y más saludable también.

No voy a citar los muy pobres que no tenían prácticamente nada, al igual que hoy, si no, al trabajador normal, al que vive de un sueldo promedio más o menos estable. En esa casa había un solo televisor, y se reunía la familia entera frente a él, casi siempre de noche, para disfrutar y comentar los programas juntos, hasta la hora en que los niños tenían que ir a la cama, temprano casi siempre, por el colegio del próximo día.

Si lo había, era una auto para toda la familia. Se salía a pasear, todos juntos, nos divertíamos y compartíamos en familia, al menos hasta la adolescencia (los niños). Si había también, porque no todos los teníamos, había un solo teléfono en la casa (sin acceso a los niños), ni soñar con los celulares, pero, de existir, hubieran sido sólo para adultos.

Los niños se entretenían con menos, hasta sin nada. Recuerdo un tranvía de juguete que me regalaron en un cumpleaños que había que halarlo con una cuerda para que andara y la única "gracia" que hacía era sonar una campanilla al rodar. Para mí ¡era lo máximo! Hoy tienen cuanto trasto o féfere extraterrestre existe y ni lo miran.

¿Y el vestir?...

Las personas con capital, los ricos, siempre se han vestido bien, pero nunca con esa pasión esclava que existe hoy por la apariencia personal, aún en los que materialmente no pueden. Nos vestíamos de acuerdo a nuestros medios económicos, no establecíamos un maratón emulativo con los de más poder adquisitivo. Hoy, o se ponen lo último de la moda o se quedan en casa y no salen a ninguna parte. Tenemos que rodar un auto último modelo, vestirnos con el último antojo de un diseñador que te sube o baja los botones del saco y te quita o te pone pliegues en los pantalones o te los ancha o estrecha según el efecto de lo que tomó, olió o fumó, o la necesidad que tenga de elevar las ventas. Te repiten las modas de veinte años atrás o más. Ya prácticamente no tengo problema con eso, porque tengo ropa de todas las épocas y me disfrazo según "la moda".

Les dio por las corbatas amarillas salpicados con dibujos como bellotas y hasta los gatos la tenían. Hoy son de colores enteros, casi siempre rojas, azules, amarillas, negras, y blancas. Cualquiera se pone cualquiera con cualquier traje y camisa, depende si quiere parecer un guacamayo o una mariposa, todo está en el gusto (!?).

De todo modos. Lo clásico es un pantalón corto con una camiseta con o sin mangas y unos tenis sin medias.

¡De las mujeres ni hablar! Antes una niña lucía niña, con lazos, un vestido con bordados, encajes, etc. Hoy se ponen pantalones de mezclilla, blusas con el ombligo al aire y maquilladas como si aparentar más edad fuera un galardón. Las adultas, bueno, mejor ni lo digo, he visto señoras mayores que si mi abuela se hubiera puesto eso, yo no la hubiera ni saludado.

Pero bien..., ¡ése es el progreso! Y todos los tiempos no son iguales, las personas antes morían más jóvenes, no había los adelantos médicos, por ejemplo, que hay hoy, ni se había conquistado el espacio aéreo como hoy se ha hecho. El progreso nos ha llevado al punto de que el hombre tiene casi el dominio absoluto de su "destino", pero... ¿a qué precio?

No vivimos el presente, no disfrutamos todo el día de hoy, estamos preocupados por el de mañana en una vorágine de ansiedad por vivir mejor y en aras de se deseo sacrificamos los valores verdaderos de La Vida: la familia, la tranquilidad y el placer de disfrutar lo que ya hemos conseguido.

No culpo a nadie por querer más de lo que ya tiene, pero si me atrevo a preguntar: ¿Disfruta usted de su familia diariamente, dedica tiempo para contemplar una nueva flor o ni se ha fijado que existen?

Tengo 71 años, soy un anciano. Por vivir apresurado perdí mi primer matrimonio y por ende a mis hijos. Tenía que trabajar para cubrir gastos, dejé de mimarlos y compartir con ellos cuando más me necesitaban. Un domingo (soy mecánico), me encontraba reparando un carro en mi casa cuando salió al patio mi ex-esposa con mis hijos y al preguntarles a dónde iba, me contestó: "A la playa con tus hijos, ya que tu nunca tienes tiempo."

Por supuesto, tenía un auto nuevo que yo pagaba, vivía en una casa que yo pagaba, como pagaba todo lo de todos..., ella no trabajaba. Ese fue el comienzo del fin. Comprendí que mi lucha había sido en vano, que mejor me hubiera dedicado más a ellos y menos a procurar darles más.

No quiero decir con esto que no hagamos el esfuerzo por mejorar el nivel de vida de la familia; pero sí que sean prioridad los valores morales, aún en estos días donde es casi imposible mantener un ritmo de vida de acuerdo a las demandas de la sociedad actual.

Hoy trabajan el padre y la madre para poder cubrir las necesidades económicas del hogar, pero, a veces nos excedemos y abandonamos a los hijos en cuanto a afecto y comunicación por "falta de tiempo". Esperamos a más tarde para hablar con ellos y si alguna vez nos decidimos, ya no hace falta: alguien lo hizo, pero a su manera y, a lo mejor, para una mala enseñanza.

Pero como no podemos dejar que el auto o los autos de la casa se caiga o se caigan en pedazos, ni que las visitas sigan viendo nuestras cortinas desteñidas, tenemos que sacrificar a los hijos por buscar más dinero. Después los atenderemos a ellos, a quienes en conclusión "no les falta nada".

Jesús Solís
19 de agosto del 2003


Regresar arriba

Click on the flag for translating this page