ARNOLDO ÁGUILA
Portada | Libros | Escribirnos | Selectos | Novedades | Biografía | Filosofía | Correo | Cuba | Comentarios | Foros | Amigos | Estadística | Esperanto |


Para ir a otros temas del libro cliquee aquí Translate this Web site from this point forward
Pregunte, opine,vaya al formulario, cliquee aquí
Google
Buscar Internet Buscar En este sitio

    Ley de la unidad y lucha de contrarios

    La "ley"[1] de la unidad y lucha de contrarios nos afirma que la existencia de uno presupone la existencia del otro y en eso radica su unidad. Bien, la carga positiva presupone la negativa, el electrón al positrón, la materia a la antimateria. Pero ¿esta unidad presupone una atracción, una cohesión, una afinidad? O simplemente dice que dado un ente en un lugar dado tiene que existir un anti-ente en cualquier parte. Si esto es así ¿por qué? ¿Porque es parte de un plan divino? El filósofo marxista declarará que no, que el camino para ese resultado es inductivo, parte de las ciencias, entonces lo que se estaría expresando en este sentido sería una característica simétrica del universo, pero ¿cuáles son los límites de esta simetría? Por ejemplo, si existe un espacio deberá existir un anti-espacio, si existe energía deberá de existir una anti-energía[2] y siguiendo el mismo proceso debería existir un "anti" de todo lo conocido o por los menos se nos debe definir con claridad la regla que se cumple en la simetría que se plantee, sobre todo si se está enunciando el asunto con fuerza de "ley" científica.

    El término "lucha" es un término que nace en la biología. Si se pretende el carácter de ley universal para las leyes dialécticas se debe esclarecer qué significa "lucha" para las partículas subatómicas y el mundo físico. Sobre todo, porque en la realidad física los opuestos se
atraen, las cargas positivas y las negativas se atraen, y también se atraen las masas de los seres, que son absolutamente idénticas en su naturaleza por la gravedad, las cargas sobrantes a los cuerpos que tienen menos carga. Es decir, el concepto de atracción, de fuerzas o tendencias de atracción es un concepto más general que el caso de la atracción de las cargas opuestas. Existen también fuerzas repulsivas, la repulsión, los niveles prohibidos, la exclusión. Resultaría más lógico hablar de "lucha" referente a la repulsión que con referencia a la atracción y es que como ocurre en todo el marxismo, se emplean términos que corresponden a niveles superiores de complejidad, a la vida animal, se generalizan y absolutizan como si fueran aplicables a los niveles simples físicos y el resultado que se obtiene es totalmente inadecuado. El proceso más lógico es sin duda el inverso.

    Dice el marxista que los opuestos "luchan", tienden a ocupar el lugar del contrario, a aniquilarse. Por ejemplo, el positrón (que juega el papel del electrón en la anti-materia) y el electrón sufren una fuerza atractiva por sus cargas y cuando se unen se transforman emitiendo una energía, se transforman en radiación. Esta situación no es común en el universo conocido, porque como negación de la simetría del Universo (o lo que es lo mismo, de la unidad de contrarios), la anti-materia tiene muy poca presencia en el mismo. Más común sería la del protón y del electrón (que se diferencian por la cantidad de masa, es decir, son opuestas tan sólo por sus cargas) que darían lugar en su unión a un neutrón, es decir, se transforman, aumentando la masa y desapareciendo la carga. Pero el proceso inverso también existe. Es decir, dada una radiación o un neutrón es posible obtener las partículas originales. ¿Dónde se mete en estos procesos inversos la "ley" de la unidad y lucha de contrarios?

    Tampoco es posible aplicar el "razonamiento" de la dialéctica marxista a los polos magnéticos. Estos polos magnéticos opuestos se atraen, pero no se transforman, tampoco resulta fácil definir como "lucha" esa situación. Por otra parte las fuerzas nucleares son capaces de mantener unidas a las cargas similares, a pesar de las fuerzas de repulsión. Se logra por lo tanto un
equilibrio entre ambos tipos de fuerzas, porque la unidad no prosigue indefinidamente, no colapsa.

    Decir que en la lucha de contrarios radica el motor del desarrollo es afirmar algo que no se aplica en los fundamentos mismos del Universo y es emplear un término, el término "lucha", que no tiene cabida en las partículas elementales, base de todo lo existente, y es, además, completamente parcial, porque también las fuerzas repulsivas y de exclusión[3] entre los iguales juegan un rol de primer orden en las estructuras atómicas y por ende, como ya dijimos, en la base del Universo conocido.



------------------------------------

Copyright © Arnoldo Águila. Ésta es una versión anterior a la que aparece en el libro.
Para escribirnos vaya AQUÍ
www.arnoldoaguila.com

Documentos relacionados:
Francisco Umpiérrez me "refuta": Escrito aparecido en rebelion.org
Materialismo dialectico versus materialismo vulgar mecanicista
Preguntas de lectores y respuestas
Ley de la negación de la negación
Ley de transformación de la cantidad en calidad
Creeencia, sociedad, desarrollo y verdad


Forme parte de los elegidos.
De los que ven todo claro.
Conozca lo que quieren ocultar.
Oriente a los desorientados.
Brille, enseñe.
Posea la clave la historia en sus manos.
Para más detalle cliquee aquí.

Ediciones Pisces-Eagle

Por favor, conteste esta encuesta para poder mejorarle el servicio gratuito que le ofrecemos
 
¿El tema está bien explicado? Escriba sus dudas.
¿Ha visto otras explicaciones? Compárela con esta.
¿Llegó navegando por estudios escolares, por curiosidad propia o por casualidad?
Si vino por razones escolares, diga curso, institución, y país.
¿Qué cosa le ha llamado más la atención de está página o del sitio?
¿Qué nos sugiere?

   



Click on the flag for translating this Web site from this point forward