ARNOLDO ÁGUILA
Portada | Libros | Escribirnos | Selectos | Novedades | Biografía | Filosofía | Correo | Cuba | Comentarios | Foros | Amigos | Estadística | Esperanto |


Para ir a otros temas del libro cliquee aquí Translate this Web site from this point forward
Pregunte, opine,vaya al formulario, cliquee aquí
Google
Buscar Internet Buscar En este sitio



    Visión exterior del proceso de humanización

    Mirándolas desde fuera las sociedades humanas actuales se diferencian de las demás sociedades animales en cuatro factores: en la mayor velocidad de desarrollo, en la tendencia a la diferenciación individual, en la capacidad de deformar y socializar la información deformada, y en su oposición a la naturaleza.

    Resulta evidente que lo que ha ido diferenciando al ser humano de los animales es su superior velocidad de cambio, de desarrollo[1]. Analizar los factores que inciden en esta mayor velocidad es en extremo importante para valorar si los modelos sociales que anhelamos benefician o no al desarrollo de la humanidad. Como el marxismo hace caso omiso de este punto obtiene modelos sociales con una velocidad de desarrollo mínima. Esto se ha demostrado mediante la praxis de los regímenes comunistas, siempre muy por detrás de los homólogos capitalistas. Puede afirmarse con razón que las sociedades humanas secularmente estancadas niegan una de las características mas importantes de la humanidad.

    El segundo punto lo constituye la tendencia al individualismo. Como se sabe el homínido, el prehombre, fue sin duda un animal fuertemente imitativo, lo que garantiza el aprendizaje social. El aprendizaje social puede estar en parte condicionado por la información genética heredada, pero en los animales superiores sociales hay un porcentaje de aprendizaje que se realiza socialmente y en donde la imitación juega un papel preponderante. En el hombre, por el hecho de haber evolucionado como lo ha hecho, el aprendizaje social fue aumentando y por lo tanto, se debe haber basado en la imitación, pero ¿en la imitación de quién? La imitación sin renovación es el estancamiento. La renovación o cambio nunca es masiva. La teoría focal de los acontecimientos plantea que los cambios comienzan siempre en un pequeño teatro de operaciones y luego se va extendiendo, como los soles surgen a través del amontonamiento de materia estelar y de un calentamiento de un núcleo que actúa como foco organizador. Debe haber habido por lo tanto un individuo que realizó por primera vez el acto original y mediante un proceso social de imitación se incorporó como aprendizaje en la parte no genética del mismo. Es decir, la fuente de los nuevos aprendizajes, del enriquecimiento de la información de las tribus de homínidos en competencia y dentro de la selección social humana son los individuos que la componen con su originalidad. Si la presión social ciega la capacidad antisocial de los individuos, su capacidad individualizadora, original, la tribu anula también la fuente de su evolución y en tiempo de los homínidos perece. Si una tribu de homo sapiens se estanca pierde uno de los elementos que la definen como humana y se arriesga a perecer, no a manos de la Naturaleza, sino ante sus hermanos.

    Aynd Rand hace decir a Howard Roark en la película “El Manantial” (1949) basada en un novela del mismo título, y que parece ser la explicación del mayor desarrollo de los Estados Unidos de América:

     “Hace millones de años un hombre primitivo descubrió cómo hacer fuego. Probablemente fue quemado en la hoguera que él había encendido para sus hermanos pero les dejo un regalo inimaginable al hacer desaparecer la oscuridad de la tierra.

    'A través de los siglos hubo hombres que dieron los primeros pasos por nuevos caminos apoyados solamente en su visión. Los grandes creadores, los pensadores, los artistas, los científicos, los inventores lucharon contra sus contemporáneos. Se oponían a todos los nuevos pensamientos, todos los nuevos inventos eran denunciados y recusados pero los hombres con visión de futuro salieron adelante.

    'Lucharon, sufrieron y pagaron por ello, pero vencieron. Ningún creador estuvo tentado por el deseo de complacer a sus hermanos. Ellos odiaron el regalo que él ofrecía, su verdad era su único motivo, su trabajo era su única meta. Su trabajo, no el de los que se beneficiaran de él. Su creatividad, no el beneficio que de ella obtendrían otros. La creación que daba forma a su verdad.

    'Él mantenía su verdad sobre todo y contra todos. Seguía adelante sin tener en cuenta a los que estaban de acuerdo con él o a los que no. Con su integridad como única bandera. Él no servía a nadie ni a nada. Sólo vivía para sí mismo. Y sólo viviendo para sí mismo pudo lograr las cosas que luego se han reconocido como la gloria de la humanidad.

    'Esa es la naturaleza de la creatividad, el hombre no puede sobrevivir si no es a través de su mente. Llega al mundo desarmado, su cerebro es su única arma. Pero la mente es un atributo del individuo, es inconcebible que exista un cerebro colectivo. El hombre que piensa debe pensar y actuar por sí solo. La mente razonadora no puede funcionar bajo ninguna forma de coacción, no puede estar subordinada a las necesidades, opiniones o deseos de los demás, no puede ser objeto de sacrificio.

    'El creador se mantiene firme en sus convicciones, el parásito sigue las opiniones de los demás. El creador piensa, el parásito copia. El creador produce, el parásito saquea. El interés del creador es la conquista de la naturaleza, el interés del parásito es la conquista del hombre. El creador requiere independencia, ni sirve ni gobierna, trata a los hombres con intercambio libre y elección voluntaria; el parásito busca poder, desea atar a todos los hombres para que actúen juntos y se esclavicen. El parásito afirma que el hombre es sólo una herramienta para ser utilizada, que ha de pensar como sus semejantes y actuar como ellos y vivir la servidumbre de la necesidad colectiva prescindiendo de la suya.

    'Fíjense en la historia. Todo lo que tenemos, todos los grandes logros, han surgido del trabajo independiente de mentes independientes y todos los horrores y destrucciones, de los intentos de obligar a la humanidad a convertirse en robots sin cerebros y sin almas, sin derechos personales, sin ambición personal, sin voluntad, esperanza o dignidad. Es un conflicto antiguo, tiene otro nombre: lo individual contra lo colectivo.

    'Nuestro país, el más noble en la historia del hombre, tuvo su base en el principio del individualismo, el principio de los derechos inalienables. Fue un país donde el hombre era libre para buscar su felicidad, para ganar y producir no para ceder y renunciar. Para prosperar, no para morir de hambre. Para realizar, no para saquear. Para mantener como su propiedad más querida su sentido del valor personal y como virtud más apreciada su respeto propio. Miren los resultados. Esto es lo que los colectivistas les están pidiendo que destruyan como ya se ha destruido en gran parte de la tierra.

     Desde luego que la exposición anterior es unilateral, ya que el individuo primero recibe de la colectividad antes de poder dar, que en el individualismo radica la fuente de la disolución social y de la locura entronizada, pero ese alegato explica muy bien el porqué del desarrollo en todos los frentes de los Estados Unidos de América, y también, por supuesto, sus problemas sociales.

    Pero sirve muy bien para subrayar el desconocimiento del marxismo de que la fuente del desarrollo humano se halla en el individuo, en su capacidad de originalidad, lo que hace que no prevea que el modelo colectivista que proclama como superior no sea más que una aberración antiprogresista y reaccionaria más propia de los hiperorganismos sociales como el de las hormigas. Debe tenerse en cuenta que las hormigas no sólo llegan a un grado complejo de organización social, sino que son capaces de poseer ganado y de esclavizar a otras hormigas. Las termes no solo son capaces de sociedades perfectamente organizadas, sino de formar interrelaciones entre distintas "ciudades-hormigueros", en lo que puede ser interpretado como una nación. Las ciudades de hormigas incluso son capaces de dar muestras de descomposición social bajo el efecto de algo parecido al alcoholismo. La humanidad no es por esencia tan sólo organización y vida social, sino organización y vida social como fuerza de atracción aglutinante, contrabalanceada por las fuerzas de repulsión de los individuos entre sí. Es decir, una sociedad en equilibrio entre las fuerzas cúspicas que pretenden erigir una pirámide absoluta que tiende a personificarse en un faraón, y las fuerzas de base individuales que pretenden su desintegración, la anarquía. Y es por ello que en los regímenes comunistas se ciega o se bloquea la fuente de su posible desarrollo al negar la iniciativa del individuo y retroceder en la loa de un colectivismo aplastante, en la que la máxima y casi única posibilidad de iniciativa verdadera radica en el Máximo líder de turno, ubicado en la cúspide de la pirámide. La realización práctica del comunismo es el símil social perfecto de lo que ocurre en los agujeros negros cuando la gravedad ha rebasado determinados niveles críticos: un agujero social que se lo traga todo.

    Todos los seres vivos manipulan información. Los seres inferiores heredan genéticamente un núcleo informativo y trabajan con un nivel bajo de información actual. Los animales mas complejos heredan información genética, pero también heredan una información social en un proceso de aprendizaje y ya trabajan con un nivel alto de información actual sobre el mundo que los rodea; uno de los hitos mas importantes fue sin duda la aparición de los mamíferos, que a través del sentimiento maternal da lugar a la formación de lazos familiares, de los lazos sociales con la manada, donde la solidaridad es el desplazamiento de esos sentimientos. Los animales superiores reflejan la realidad, pero una de las características esenciales del ser humano es que la deforma en su interior. El ser humano se caracteriza ante todo por la reelaboración que hace de la información, por ser portador de un ruido interno que lo obliga a deformarla. Es decir, en el ser humano la tendencia a la cerebración creciente de los seres vivos lo lleva a poseer un órgano que no sólo le sirve para obtener mayor información, sino que el órgano crea información, le introduce a la información recibida un ruido interno[2]. Al ser un animal comunicativo trasmite a su entorno social sus deformaciones. Si esta comunicación se establece y progresa socialmente puede formar parte del aprendizaje social como enriquecimiento del lenguaje o como una creencia. Cuando el individuo intenta hablar aunque sea en un lenguaje incomprensible para los que lo rodean por sus deformaciones o modifica el definido y limitado por su grupo[3], traza figuras en la arena o moldea fango está iniciando un proceso de materialización de la información interna, está enriqueciendo las formas de comunicación dentro de la tribu y si ésta lo acepta la comunidad avanza hacia el futuro. Saussure afirma que el lenguaje tiene dentro de sí la máxima posibilidad o tendencia al cambio, a evolucionar, debido a la independencia del significante con respecto al significado, a la independencia de los sonidos de la palabra con respecto a lo que significa esta palabra, pero resulta evidente que la tendencia o posibilidad no significa ejecución. La evolución del lenguaje se realiza bajo la incesante rumiación de los individuos, por ese ruido interno que deforma la información, la palabra. Crear una palabra significa creer en ella, oír una palabra significa comenzar a creerla, tomarla como una información tan cierta como la que más: en el principio fue el nombre y el ser prehistórico creyó en él y se hizo hombre. Cuando el régimen comunista ataca la libertad de expresión ataca uno de los vehículos fundamentales del progreso humano. Cuando el marxismo descuida por completo el cómo de la diferenciación del hombre de los animales traza el camino para la reconversión del ser humano en animal, en insecto.

    Al acrecentarse el tesoro de información que porta el homínido mediante la praxis y la reelaboración de la misma en una mezcla incoherente de conocimientos reales[4], creencias, mitos y arte se profundiza el sentimiento de que la naturaleza completa es su enemiga y se inicia el largo proceso de extrañamiento del hombre de la naturaleza, proceso no seguido por ningún otro animal, pues el hombre empieza a crear un medio propio y los individuos sólo pueden sobrevivir de acuerdo a leyes sociales. La selección en la lucha por la existencia ya no es para el individuo biológica, sino social. Y todavía, mi estimado Carlitos, no hemos llegado a la fabricación de herramientas, a la producción de sus medios de subsistencia.

    "En llegando a esta ocasión"[5], ¿por qué el ser humano deforma las informaciones? ¿Por qué miente y se cree su propia mentira? Y es que, Calderón, no es que la vida sea un sueño, sino que el hombre es un sueño de sí mismo.[6[¿Y qué es lo que lo mueve a soñarse? ¿Cuál es la causa que lo empuja a su evolución, evolución que ya sabemos parte de los individuos, de la individualidad?

    Lo que mueve a los animales superiores y al ser humano son las emociones, los sentimientos, más que las directrices biológicas[7]. Los estímulos externos y los internos a través de las sensaciones conforman una información dada, actual, que provocan una emoción, la emoción hace actuar al animal superior, al ser humano, en un sentido o en otro.

--------------------------------------------------------------
Copyright © Arnoldo Águila. Ésta es una versión anterior a la que aparece en el libro.
Para ir a otros temas del libro cliquee aquí
Para escribirnos vaya AQUÍ
www.arnoldoaguila.com

Documentos relacionados:
Preguntas de lectores y respuestas
Clase, enajenación del hombre y evolución social
Evolución del hombre como culminación biológica
Filosofía antropológica

La Filosofía más actual de todas.
No se quede fuera.
Únase a los que la disfrutan.
Ilumine.
Conozca la verdadera y real esencia del ser humano. Lo que somos.
Enseñe a los demás.
Para más detalles cliquee aquí.
Ediciones Pisces-Eagle

Por favor, conteste esta encuesta para poder mejorarle el servicio gratuito que le ofrecemos
 
¿El tema está bien explicado? Escriba sus dudas.
¿Ha visto otras explicaciones? Compárela con esta.
¿Llegó navegando por estudios escolares, por curiosidad propia o por casualidad?
Si vino por razones escolares, diga curso, institución, y país.
¿Qué cosa le ha llamado más la atención de está página o del sitio?
¿Qué nos sugiere?

   


Click on the flag for translating this web site from this point forward